Costa Oeste Estados Unidos

Guía para visitar Monument Valley por tu cuenta

5 julio, 2019

Monument Valley es uno de los paisajes más icónicos del lejano oeste americano. Nos lo ha mostrado John Ford en La diligencia (1939), Río Grande (1950) o Fort Apache (1948). Pero también en producciones que nada tienen que ver con el género western como Thelma & Louise (1989), Forrest Gump (1994) o Regreso al futuro III (1990).

Este valle es famoso por sus curiosas formaciones rocosas, además de ser uno de los fenómenos naturales más extraordinarios de Estados Unidos. Se localiza dentro de la reserva de los indios navajos, por lo que la entrada no está incluida en el pase anual de parques nacionales.

El paisaje de Monument Valley es inconfundible: un extenso desierto salpicado de agujas de roca caliza, altiplanos y paredes verticales. Un entorno único que lo convierte en un lugar mágico.

Guía para recorrer Monument Valley

Entrada a Monument Valley: horario y precios

Como he comentado anteriormente, visitar Monument Valley no está incluido en el pase anual de parques nacionales. Al ser territorio navajo, su entrada está gestionada por ellos. El ticket es válido para dos días, y los precios varían en función del tipo de vehículo y de las personas que vayan en él:

  • 20$ por coche con un máximo de cuatro pasajeros.
  • 6$ por persona adicional.
  • 10% por moto.

Los horarios no son los mismos todo el año: hay de invierno y de verano. Están pensados para que puedas ver el amanecer y el atardecer sin ningún problema.

    • Verano (mayo a septiembre): De lunes a domingo de 6h a 20h.
    • Invierno (octubre a abril): De lunes a domingo de 8h a 17h.
¿Sabías que la atención médica en Estados Unidos es una de las más caras del mundo? Por ello es más que recomendable (por no decir obligatorio) viajar con un seguro de viaje internacional. Desde La Mochila de Mamá tenemos un descuento del 20% con Intermundial si contratas tu seguro de viajes desde aquí y utilizas el código MOCHILAMAMA. ¡Aprovéchate!

Cómo visitar Monument Valley

Monument Valley está recorrido por una pista sin asfaltar de 27 kilómetros, por lo que la forma más rápida y práctica de visitarlo es en coche. También hay opción de hacerlo a caballo o a pie, pero está opción es por un sendero aparte. Recuerda que es un valle desértico, por lo que las temperaturas son bastante elevadas.

Nosotros decidimos visitar Monument Valley en nuestro propio coche. De esta forma teníamos total libertad de parar dónde queríamos el tiempo que necesitásemos. En muchos sitios recomiendan que la visita se haga en un 4×4 porque la carretera está sin asfaltar y puedes correr el riesgo de pinchar una rueda, por ejemplo. Desde mi experiencia, no es necesario. Si vas despacito y con prudencia, no tiene porqué pasar nada. Además, si estás haciendo un roadtrip por la Costa Oeste de EEUU, seguramente lleves un coche tipo suv con buenas ruedas. Consejo: antes de adentrarte con el coche, infórmate preguntando a otros turistas cómo está la carretera. Las autocaravanas no tienen permitido el acceso a la pista.

Si no te fías mucho del coche que has alquilado o te apetece visitar Monument Valley con un guía, existe la opción de contratar una excursión guiada. Puede ser en 4×4 (cuatro personas como máximo) o en camioneta (12-20 personas). Estos transportes son al descubierto, con el inconveniente del calor y del polvo. Los precios rondan entre los 65$ y los 100$, dependiendo del tipo de vehículo y de la duración de la excursión. Si dura más de 2.30h, se adentran en zonas prohibidas a los vehículos privados. En mi opinión, creo que lo que se ve y se siente por la pista oficial es espectacular. Así que… it’s up to you! Se pueden reservar sin problema por internet o en el mismo centro de visitantes.

Ya sea por tu cuenta o contratando los servicios de una agencia, las vistas desde cualquiera de los miradores son puro espectáculo, sobre todo al amanecer.

Qué encontramos en Monument Valley

Todas las visitas a Monument Valley empiezan en el centro de visitantes. Aquí ya empezamos a saborear lo que nos espera a lo largo de los 27 kilómetros que recorren el parque. Además, suele ser el punto de encuentro de todos los turistas que se acercan a ver el amanecer. ¡Menudas vistas!

Desde el centro de visitantes, donde también está el hotel The View (el único dentro de Monument Valley), parte el camino que nos adentrará en esta fantasía de lugar. La polvorienta carretera serpentea entre bellísimas formaciones rocosas que puedes ser de dos tipos: butt (si es más alta que nacha) y mesa (si es más ancha que alta).

El parque está dividido en 11 miradores señalizados, pero los que más nos gustaron a nosotros fueron el 1 (The Mittens and Merrick), el 4 (John’s Ford Point Overlook) y el 9 (Artist’s Point Overlook).

Amanecer en Monument Valley

Creo que es uno de los amaneceres más bonitos que hemos visto en este viaje. El sol saliendo por detrás de las formaciones rocosas y el cielo teñido de naranja, ¡es todo un espectáculo! Desde luego, una imagen difícil de superar. Es entonces cuando entiendes que cueste tanto conseguir habitación en el hotel The View en temporada alta.

Nosotros visitamos Monument Valley por la tarde y el atardecer nos pilló casi al final del recorrido. Es verdad que la luz de la puesta de sol es bonita, pero para el otro lado. Es decir, no incide en las formaciones rocosas del parque. Por eso decidimos volver al día siguiente. Hubiese sido un tremendo error perdernos el amanecer en Monument Valley.

Mirador de Forrest Gump point

Fuera del parque, en la carretera que une Monument Valley con Mexican Hat, encontramos el famoso Forrest Gump point. Un alto en el camino obligatorio. Y no solo para los enamorados del cine y de sus localizaciones, si no porque es otra preciosa vista de Monument Valley. Un punto de vista diferente por el que merece la pena una parada.

Este punto es el lugar exacto donde el adorable Forrest Gump deja de correr en la película con el mismo nombre. ¿Te acuerdas?

Visitar Monument Valley debería estar en los planes de cualquiera que se plantee un roadtrip por la Costa Oeste de EEUU. Es uno de esos lugares que se te quedan grabados en la retina. Un paisaje único por el que merece la pena desviarse un poco de la ruta.

Recordad que podéis seguir nuestras aventuras por FacebookTwitter e Instagram. ¡Os esperamos! 😉

Sigue leyendo sobre nuestro roadtrip por la costa Oeste de Estados Unidos:

Itinerario: roadtrip por la costa Oeste de Estados Unidos 2018



Cómo organizar un viaje por la costa Oeste de Estados Unidos



Lo mejor de la Costa Oeste de EEUU: 5 lugares imprescindibles 



Guía para visitar el Gran Cañón del Colorado





Los Ángeles, mucho más que un escenario de Hollywood

Un pedacito de la Ruta 66 en el ‘roadtrip’ por la Costa Oeste

Guía para visitar el Antelope Canyon

Guía para visitar los ‘hoodoos’ de Bryce Canyon

The Narrows, la caminata más famosa de Zion National Park

Consejos para sacarle el jugo a Las Vegas en dos días

4 Comments

  • Reply
    Víctor
    3 septiembre, 2019 at 13:02

    Monument Valley es un parque realmente especial. Arizona y Utah atesoran parques espectaculares, pero la magia de Monument Valley es difícil de igualar.

    Los atardeceres, los amaneceres, las estrellas sin polución vistas desde el hotel “The View”, su famoso camino y sus senderos escondidos hacen del parque un todo absolutamente increíble.

    ¡Te mando un saludo, Marta!

    • Reply
      Marta Aguilera
      4 septiembre, 2019 at 10:36

      Hola Víctor! Sí, es un lugar mágico. Para mí el amanecer fue espectacular y me hubiese encantado poder quedar alojarme en The View, pero estaba todo completo (con 5 meses de antelación que intenté reservar). Un saludo y gracias!

  • Reply
    Araceli Rodríguez
    18 julio, 2019 at 11:02

    Nosotros lo hicimos en 4×4 porque nos ofrecieron ofertón de última hora! jajajaja! Faltaban 2 plazas e iba a salir un coche y no nos lo pensamos, sobre todo al valorar nuestro coche… No lo tenía yo muy claro. Pero después de hacerlo, como tú dices no fue para tanto. ¡Pero sí es cierto que vimos algún que otro coche patinar! La verdad es que es, sencillamente indescriptible.
    Nosotros, por nuestra ruta, nos pillaba a desmano el mirador de Forrest, ¡una pena porque es una vista maravillosa! No por la película, que no soy nada fan! jajajaja
    ¡Besitos, guapa!

    • Reply
      Marta Aguilera
      19 julio, 2019 at 9:56

      Hombre, no se puede decir que no a un ofertón!! jijiji. Hay que ir despacito y también saber qué coche llevas. Con un twingo no me hubiese metido por ahí, jejeje. Vaya, qué pena lo del mirador de Forrest, es una vista bonita, pero claro, hay que desviarse… Nosotros es que nos alojábamos muy cerca y teníamos que pasar por ahí sí o sí.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.