Vista de san francisco desde Twin Peaks
Costa Oeste Estados Unidos

Guía de San Francisco: qué ver en 3 días

31 marzo, 2022

San Francisco es una de las ciudades más interesantes de Estados Unidos y su visita suele estar íntimamente ligada a los roadtrip por la Costa Oeste o California. En este caso, muchos viajeros la toman como punto de partida, parada intermedia o final del viaje, y por desgracia no se le suele dedicar más de 2 o 3 días por falta de tiempo. Aún así, si los planificas bien puedes sacarle muchísimo provecho a una de las ciudades más pobladas de California.

Cuando pensamos en San Francisco, lo primero que nos viene a la cabeza es el imponente Golden Gate, sus empinadas cuestas, Alcatraz y las casitas victorianas de colores de la cabecera de Padres Forzosos. Pero estos son solo algunos de sus grandes reclamos turísticos, ya que su historia, el arte, los movimientos sociales y su multiculturalidad la convierten en uno de los grandes atractivos del país.

fisherman's wharf
Fisherman’s Wharf

Pero antes de contarte qué ver en San Francisco para que lo disfrutes al máximo, quiero darte un consejo: elige bien la zona donde te vas a alojar. Después de haber recorrido la ciudad, mis favoritas son Castro, Alamo Sq, Haight-Ashbury y Hayes Valley.

Historia de San Francisco

Esta ciudad del norte de California fue fundada por colonos españoles en 1776: los frailes franciscanos fundaron una misión en honor a San Francisco de Asís, la sexta en California, y de ahí viene el nombre de la ciudad. Desde entonces perteneció al Virreinato de la Nueva España hasta la independencia de México en 1821. Tras la intervención de EEUU en México entre 1845 y 1848, la ciudad y el resto de la Alta California pasaron a ser territorio estadounidense. Todo esto coincidió con la fiebre del oro en California, lo que supuso un crecimiento muy rápido de la población convirtiendo a San Francisco en la ciudad más poblada de la Costa Oeste.

murales en mission
Murales en Mission

Durante la II Guerra Mundial, San Francisco fue el puerto de embarque de miles de soldados que partían hacia la guerra en el Pacífico. Tras la guerra, la inmigración y las corrientes liberales dieron lugar al Verano del Amor y surgieron muchos movimientos a favor de los derechos de los homosexuales. De este modo, San Francisco se convirtió en el bastión liberal de Estados Unidos. El Verano del Amor fue un festival hippie que se celebró en 1967 en San Francisco para celebrar la aparición de una nueva contracultura. Nació bajo la influencia de The Beatles, Jimi Hendrix, Janis Joplin, Pink Floyd, The Doors…

🔐 ¿Sabes que la atención médica en Estados Unidos es una de las más caras del mundo? Por eso te aconsejo viajar con un seguro de viaje internacional. Con La Mochila de Mamá tienes un descuento del 5% con MONDO si contratas tu seguro desde aquí. ¡Aprovéchalo!

Qué ver en San Francisco

Como ves, San Francisco es una ciudad repleta de historia y de movimientos sociales. Pero también es un crisol de culturas y un buen ejemplo de ello es la convivencia de barrios tan variopintos como North Beach (Little Italy), Chinatown, el pequeño Japantown o el latino Mission. Esta amalgama cultural y racial convierten a San Francisco es una de las ciudades más bonitas, libres e interesantes del planeta. Por supuesto, la visita a estos barrios son lugares que hay que ver en San Francisco obligatoriamente.

🎡 Si quieres empaparte bien de la historia de la ciudad, te recomiendo que te apuntes a alguna visita guiada. En este enlace te dejo un free tour para que le saques el máximo partido a San Francisco.

1. Alquilar una bici y cruzar el Golden Gate

Ya sé que piensas que San Francisco y sus empinadas calles no son apropiadas para la bici, ¡pero te equivocas! La mejor forma de recorrer el Golden Gate y la bahía es pedaleando. De este modo ahorras bastante tiempo, haces un poco de ejercicio y además hasta te puedes permitir el lujo de visitar Sausalito y Tiburón.

golden gate
Golden Gate

Esto fue exactamente lo que hice la primera vez que estuve en San Francisco en 2008 y lo que quise repetir en mi última visita en 2018. Alquilamos una bici en Blazing Saddles y pedaleamos por Fort Mason, el puerto deportivo y el Parque Nacional Presidio rumbo al Golden Gate. Atravesado el puente nos dirigimos a Sausalito y por falta del tiempo tuvimos que dejar la visita a Tiburón para otra ocasión. En Sausalito cogimos el ferry que nos dejó en el Pier 41, justo al lado del Fisherman’s Wharf.

bicis en el golden gate
Pedaleando por el Golden Gate

La rapidez de la bici frente a la lentitud de los pasos nos dio la oportunidad de recorrer un gran número de miradores para ver el famoso puente rojo desde diferentes ángulos. Una actividad muy recreativa que puede hacer que se te pase el tiempo volando. Y si no te apetece hacerlo solo y prefieres unirte en un tour guiado por la bahía, puedes reservarlo desde aquí.

2. Visitar Alcatraz

La prisión federal de Alcatraz fue una cárcel de máxima seguridad situada en el islote de Alcatraz, justo frente a la bahía de San Francisco. Durante los años que estuvo en activo, entre 1934 y 1963, alojó a los criminales más despiadados de América, incluido Al Capone.

isla de alcatraz
Isla de Alcatraz

Break the rules and you go to prison. Break the prison rules and you go to Alcatraz.

Rompe las reglas e irás a la cárcel. Rompe las reglas de la cárcel e irás a Alcatraz.

Para mí es uno de los lugares imprescindibles que hay que ver en San Francisco. No solo por ser una de las cárceles más famosas del mundo, sino porque su audioguía te mantiene enganchado desde el minuto uno, y no es precisamente corta. En ella te cuentan cómo en los 29 años de actividad de la cárcel, hubo 14 intentos de fuga y al parecer solo uno se saldó con éxito. Tuvo lugar en 1962 y aún se pueden ver los agujeros en las celdas (escarbados con cucharas, por cierto) por los que huyeron los presos. Nunca se encontraron, ni vivos ni muertos, pero se cree que debieron morir ahogados por las bajas temperaturas del agua.

celdas de alcatraz
Celdas de Alcatraz

Esta prisión tiene unas vistas impresionantes y privilegiadas de San Francisco. Esto es algo que te hace reflexionar cuando estás allí: los reclusos podían ver la libertad a pocos kilómetros de ellos y sin embargo era algo inalcanzable.

Usted tiene derecho a recibir comida, ropa, albergue y atención médica. Cualquier otra cosa que reciba, es un privilegio.

Si decides visitar Alcatraz, que espero que sí, te aconsejo que reserves la visita con antelación. Las entradas salen a la venta 90 días antes y tienes la opción de hacer la visita diurna o nocturna. Puedes comprar las entradas y consultar los horarios aquí.

3. Castro, el barrio más liberal de EEUU

La historia de Castro está ligada a la lucha por la aceptación de la diversidad sexual, y para ponerla en contexto te recomiendo que veas Mi nombre es Harvey Milk, una película basada en la vida del político y activista estadounidense Harvey Milk en los años 70. Fue líder del movimiento político gay y el primer homosexual en tener un cargo público en Estados Unidos. Además, se convirtió en mártir de la causa tras ser asesinado por el concejal Dan White el 27 de noviembre de 1978. Harvey Milk ha pasado a la historia por su búsqueda de la igualdad y del reconocimiento de los derechos de los homosexuales en Estados Unidos.

teatro castro
Teatro Castro

Pero, ¿cómo llegó este barrio a convertirse en el refugio de los homosexuales del país? Durante la Segunda Guerra Mundial, muchos soldados fueron expulsados del ejército por su condición sexual y eran enviados a San Francisco para ser juzgados. La gran mayoría se asentó en el barrio de Castro y muchos decidieron quedarse a vivir.

Sin embargo, no fue hasta la década de los 70 y gracias a Harvey Milk, cuando Castro y San Francisco se convirtieron en el epicentro del pluralismo cultural y de género. Desde este momento, este lugar se consagró como el primer barrio gay de Estados Unidos y hoy en día continúa siendo uno de los símbolos del activismo a favor de los derechos de los LGTBIQ+ en el mundo.

Qué ver en Castro

Castro es el responsable de una parte muy importante de la historia de la ciudad y por ende uno de los lugares que hay que ver en San Francisco. Además, es una de las zonas más tranquilas y con mejor ambiente de la ciudad. Está repleto de restaurantes de todo tipo, de cafeterías con muchísimo encanto y de tiendecitas donde vas a encontrar más de un tesoro.

paso de peatones con la bandera gay
Paso de peatones con la bandera arcoiris

La mejor forma de conocer este barrio es pasearlo, perderse por sus calles y plazas y dejarse sorprender por las casas de estilo victoriano adornadas con banderas arcoíris. Sin embargo, hay cuatro lugares que, desde mi punto de vista, no puedes perderte:

  • Castro Camera fue la vivienda y la tienda de fotografía de Harvey Milk. Se encuentra en la Calle Castro y en su entrada hay una placa conmemorativa. Es muy interesante pasar a conocerla para seguir ahondando en la vida de este famoso activista gay. Además, dentro hay un mural precioso.
castro camera
Castro Camera
  • Teatro Castro es uno de los sitios más antiguos e icónicos de San Francisco. Desde su construcción en 1922, ha sido testigo de la evolución cultural de la ciudad. Este famoso teatro y cine acoge el Festival de Cine LGTB de San Francisco.
  • Rainbow honor walk es como el paseo de la fama de Hollywood. Aquí encontrarás la placa de García Lorca.
  • Pasos de peatones con la bandera arcoiris. Se encuentran en la confluencia entre la calle Castro y la 18th Street y es considerado el centro neurálgico de este barrio. Se conocen como las 4 esquinas más gays del mundo.
  • Museo de la Sociedad Histórica LGTB. Es el primer museo independiente de historia y cultura gay, lesbiana, bisexual y transgénero de Estados Unidos. Acoge una exhibiciones y colecciones con el objetivo de apoyar y promover la cultura, la historia y las artes de la historia queer.

4. Mission District, el barrio latino y del ‘street art’

Probablemente es el barrio que más disfruté en San Francisco. Es el más antiguo de la ciudad y debe su nombre a la Misión de San Francisco de Asís, que como comenté al principio del artículo, fue fundada por frailes franciscanos en 1776. Esta misión es el edificio más antiguo de San Francisco y se localiza en Dolores Street, por eso también se la conoce como Misión Dolores.

mural Mission
Mural Mission

La historia de este popular barrio se ve perfectamente reflejada en sus murales así que si te gusta el arte urbano, estás en el sitio adecuado. Clarion Alley y Balmy Alley son los callejones más famosos en los que podrás disfrutar de un street art basado en el espíritu reivindicativo y de lucha social del barrio. Pero no te quedes solo ahí, date una vuelta por las calles aledañas y puede que incluso tengas suerte y caces a algún grafitero perpetuando su obra.

Street art en mission
‘Street art’ en Misson Districy

Antes de continuar, quería hacerte una recomendación gastronómica. El barrio de Castro es el paraíso de la comida mexicana, así que si te gustan los tacos te recomiendo varios lugares:

  • La Taquería en 2889 Mission St. Dicen que son los mejores tacos de San Francisco.
  • Taquería El Toro en 598 Valencia St.
  • Taquería Cancún en 2288 Mission St.

Edificio Mujeres

No puedes irte de Castro sin visitar el Edificio Mujeres. Se encuentra cerca de la esquina de Valencia Street y 18th Street y es uno de los edificios más bonitos de San Francisco. Un lugar que hechiza no solo por su colorida fachada repleta de murales preciosos, si no por lo que representa: el poder de la mujer.

edificio mujeres
Edificio Mujeres

El Edificio Mujeres es un centro comunitario sin ánimo de lucro que proporciona recursos y apoyos a las mujeres para que puedan vivir sin miedo y de forma independiente. A través de asesoramiento legal y talleres de formación, presta su apoyo a más de 20.000 mujeres al año además de luchar por la igualdad de género y la justicia social.

detalle del mural del edificio mujeres
Detalle del mural del Edificio Mujeres

La fachada del edificio está adornada por un enorme mural que es una preciosidad y uno de los más famosos de la ciudad. Se conoce como Maestra Peace y es el testimonio visual de mujeres resilientes a través del tiempo y al rededor del mundo. Sin duda, uno de los lugares que hay que ver en San Francisco por todo lo que representa y porque visualmente es precioso.

5. Las colinas de Twin Peaks

Estas dos colinas idénticas son el mejor mirador de San Francisco y de la bahía. Una visita que por desgracia no está muy a mano pero por la que merece la pena desviarse si sale un día soleado. Con sus 280 metros de altura, se posicionan como la segunda cima más alta de la ciudad, por detrás del Monte Davidson. Con esto ya te puedes imaginar que las vistas desde arriba son un verdadero privilegio.

Vistas de san francisco desde twin peaks
Vistas de San Francisco desde Twin Peaks

Como decía antes, está un poco a desmano del meollo de San Francisco por lo que la mejor forma de acceder es en coche. Lo que hicimos nosotros fue subir a Twin Peaks antes de devolver el coche de alquiler. Si no vas a alquilar coche, puedes subir a pie o en transporte público. Si eliges esta última, debes coger el metro hasta la estación de Forest Hill (líneas K, L o M), cruzar la calle y tomar el autobús 36 o 52-Excelsior hasta la parada de Marview Way con Skyview Way. Y desde ahí caminar unos 15 minutos hasta la cima.

6. Painted Ladies

Las Damas Pintadas o Painted Ladies es un término propio de la arquitectura estadounidense que se refiere a las casas de estilo victoriano y eduardiano pintadas de colores. Aunque se pueden encontrar en muchos barrios del país, las más famosas son las de San Francisco. Se construyeron entre finales del siglo XIX y principios del siglo XX y hay cerca de 50.000 viviendas de este tipo repartidas por toda la ciudad.

painted ladies
Painted Ladies

En San Francisco hay unas que se llevan toda la atención del público: las que se ubican entre el 710 y el 720 de Steiner St. Esta hilera de casas se encuentra en el barrio residencial de Alamo Sq, frente al parque que lleva el mismo nombre. Son tan conocidas gracias a su aparición en la cabecera de la popular serie de televisión Padres Forzosos, un auténtico éxito de los 90.

alamo sq
Vistas desde Alamo Sq.

La mejor vista de estas Painted Ladies es desde el agradable parque de Alamo Sq. Si tienes suerte y el día está soleado, alcanzarás a ver desde ahí la Pirámide Transamericana y los rascacielos del downtown. Din duda, una mezcla muy curiosa entre el San Francisco más moderno y el más clásico.

7. La serpenteante Lombard St.

Es una de las calles más famosas de San Francisco, concretamente el tramo entre Leavenworth y Hyde St. En su origen, este trozo de calle era recto pero era tan empinado que a los coches les era imposible circular por ella. Por eso, en 1922 se decidió suavizar sus 27º de inclinación con 8 cerradas curvas para que así pudieran pasar los coches.

lombard st
Curva de Lombard St.

El mayor atractivo de este lugar es colocarte al final del tramo en zigzag y ver cómo bajan los coches. Parece una tontería, pero es una de las calles más visitadas de la ciudad y yo creo que merece la pena acercarse a verla e incluso a conducir por ella, si te atreves.

lombard st.
Lombard St.

8. North Beach, la pequeña Italia

Situado al noreste de San Francisco, este barrio también es conocido como Little Italy pues en su momento tuvo una importante población italiana. Y aunque esta ha ido descendiendo considerablemente desde la década de los 80, aún conserva el aroma italiano gracias a los restaurantes y cafés de Whashington Sq. y Columbus Av.

North Beach es uno de los barrios más animados de la ciudad. Aquí se concentra la gran mayoría del ocio nocturno, los locales de jazz, las discotecas, los sex shops y los locales de streptease, sobre todo en Broadway Av. Por este motivo también es conocido como el Barrio Rojo de San Francisco.

Mural de North Beach
Mural en North Beach

Además de pasearlo de arriba a abajo, de sentarte a tomar un buen café italiano o de disfrutar de un poco de jazz en vivo, no puedes perderte estos lugares:

  • Museo de la Generación Beat. Es un homenaje a la generación más rebelde de la literatura. Alberga una extensa colección de objetos como manuscritos originales, libros raros, cartas, efectos personales… Se ubica en el mismo lugar que una vez fue el epicentro de la actividad beat durante la década de 1950.
museo generación beat
Museo Generación Beat
  • Callejón Jack Kerouac. Une este barrio con Chinatown y está repleto de grafitties y poemas. Es un callejón dedicado al escritor beat por excelencia, Jack Kerouac.
  • City Lights Bookstore. Esta libreríaa y editorial independiente fue fundada en 1953 por el beat Lawrence Ferlinghetti. Está especializada en literatura del mundo, artes y política progresista.
  • Pub Vesubio. Aquí se reunían los poetas de la Generación Beat como Jack Kerouac.

9. Chinatown

Es el barrio chino más antiguo de Norte América y alberga la comunidad china más numerosa fuera de Asia. Mi consejo es que te dejes llevar y te pierdas por sus calles inundadas de farolillos, de tiendas de recuerdos, de mercados callejeros, de restaurantes y de variados comercios chinos. Eso sí, acuérdate de pasar por Portsmouth Sq., una plaza con mucho ambiente donde puedes ver bastante gente practicando Tai Chi, jugando a las cartas o al ajedrez chino.

ajedrez chino
Jugando al ajedrez chino

Las calles principales de este barrio son Grant Av., Stockton St. y California St. En el cruce de Grant Av con Bush St. se encuentra la preciosa Puerta del Dragón, también conocida como Chinatown Gate. Fue construida en 1970 y su fachada está inspirada en la China más tradicional. Hoy en día supone uno de los lugares más llamativos y visitados de este pintoresco barrio. Tampoco te olvides de pasar entre Grant Av. y Stockon St., donde hay cuatro callejones muy bonitos como Wavely Place.

chinatown de san francisco
Una calle de Chinatown

10. Haight-Ashbury, el barrio hippie

Haight-Ashbury es conocido como uno de los epicentros de la contracultura hippie y de la vida moderna de los años 60. En los años 50, este barrio lo habitaron muchos escritores de la Generación Beat que no podían permitirse vivir en North Beach. Más tarde, con la llegada del Verano del Amor en 1967, el barrio se llenó de amantes del amor libre. En sus calles reinaba la tranquilidad, la vida en comunas pacíficas y se fomentaban los valores humanos.

haight-ashbury
Barrio de Haight-Ashbury

Es uno de los vecindarios más alternativos de San Francisco, donde podrás deleitarte en sus tiendas de segunda mano, como Buffalo Exchange, o en sus locales de productos orgánicos, ecológicos y saludables. También hay lugares donde tomarte algo al son de Janis Joplin o Jimi Hendrix. E incluso puedes visitar la casa museo de este último. Sin duda, este barrio es una vuelta a la cultura y a la música de los años 60.

Muévete en transporte público

Para completar con éxito todo lo que hay que ver en San Francisco, te aconsejo que utilices el transporte público. El autobús, el metro, el tranvía y el cable car histórico serán tus grandes aliados para desafiar las empinadas cuestas de la ciudad y su enorme extensión.

Por otro lado, el transporte público también es la forma más económica de moverte por San Francisco gracias a la Muni Pass, una tarjeta de transporte de uso ilimitado. Para el único medio que no sirve es para el BART ni para ir al aeropuerto. Seguramente te estés preguntando si en tu caso te puede resultar rentable o no esta tarjeta. Pues lo cierto es que depende de lo que vayas a utilizar el transporte público. Tienes que tener en cuenta que un billete sencillo cuesta 3$ y tiene una vida de 120 minutos (en este tiempo puedes utilizar varios medios de transporte sin gastar viajes), y que un viaje en cable car histórico tiene un precio de 8$. Por otro lado, la Muni Pass de un día cuesta 24$, la de 3 días, 36$ y la de 7 días, 47$. En su web puedes consultar todos los precios actualizados.

Cable car histórico
Cable Car histórico

El Muni Pass se puede comprar en varios lugares, pero mi consejo es que te acerques hasta el Centro de Atención al Visitante porque allí además podrás obtener mucha información sobre la ciudad: horarios, precios, exposiciones, actividades gratuitas, excursiones, rutas por barrios… Esta oficina turística se encuentra en el centro, en Market St. con Powell St.

Espero que esta pequeña guía te haya ayudado a rellenar el mapa con los lugares básicos que hay que ver en San Francisco, sobre todo si es tu primera vez en la ciudad.

💡 En este artículo hay links de afiliados. Si decides reservar una actividad, un alojamiento o un seguro de viajes a través de alguno de ellos, a ti te costará lo mismo, e incluso puedes beneficiarte de algún descuento, y a mí me darán una pequeña comisión para poder financiar el blog y seguir creando contenido. ¡Muchas gracias!

Más artículos para viajar por la Costa Oeste de EEUU

No Comments

    Leave a Reply

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.