Albania

Theth, el corazón de los Alpes albaneses

12 noviembre, 2020

Albania es una fuente inagotable de sorpresas, y Theth es una de ellas. Hasta este pueblecito localizado en el corazón de los Alpes albaneses llegamos a pie desde Valbona. Una travesía de casi 7 horas que nos regaló las vistas más bonitas de todo nuestro roadtrip por Albania.

Muchos piensan en este país como un destino de sol y playa, y se olvidan de uno de sus mayores tesoros: su entorno natural. Y es que nos encontramos frente a uno de los lugares más montañosos del mundo ya que dos tercios de su territorio son montañas. Desde luego, es un verdadero paraíso para los amantes de la naturaleza y el senderismo.

Iglesia de Theth

Qué ver en Theth

Theth es el pueblo de montaña más famoso de Albania y fue fundado en el siglo XVII por albaneses católicos. Cuentan que se refugiaron en esta zona para huir de la invasión otomana, y la consiguiente conversión al islam, y así preservar sus costumbres.

Theth

Durante más de tres siglos, este pueblecito ha estado aislado del resto del mundo. Las malas comunicaciones terrestres y sus complicadas condiciones de vida, no favorecían nada su acceso. Sin embargo, estas trabas le han convertido en un remanso de paz. Un lugar donde el tiempo pasa despacio y la vida parece que no avanza. Un soplo de aire fresco dentro de un mundo que gira a la velocidad de la luz.

Theth es la puerta de entrada perfecta para comenzar a explorar el Parque Nacional de Theth. Además de tener mucha más vida que Valbona, cuenta con un par de lugares que merecen mucho la pena visitar. Por ello, te recomiendo que pases al menos un par de noches en este pueblo. ¡No te arrepentirás!

Si viajas al extranjero, no te olvides de hacerlo con un seguro de viaje internacional. Desde La Mochila de Mamá tenemos un descuento del 20% con Intermundial si contratas tu seguro desde aquí y utilizas el código MOCHILAMAMA. ¡Aprovéchalo!

Cascada y cañón de Grunas

Con sus 30 metros de altura, la cascada de Grunas es una de las más espectaculares de Albania. La ruta es muy sencilla y bonita, aunque a veces no está demasiado bien indicada. Por eso, es conveniente llevar el track en el móvil.

Este paseo comienza en Theth y transcurre a lo largo del río Lumi en dirección sur. Llega un punto en el que hay que cruzar un destartalado puente rojo, pero nosotros decidimos bordearlo porque no nos daba mucha confianza. La ruta termina con una subida con bastante pendiente hasta la cascada. ¡No hay mejor recompensa para el último esfuerzo!

Cascada de Grunas
  • Tipo de ruta: Lineal.
  • Distancia: 2,5 km aunque depende de a qué altura de Theth comiences.
  • Tiempo estimado: 45 minutos.
  • Dificultad: Fácil.
  • Track de Wikiloc.

Blue Eye (Syri i Kaltër en albanés)

Cada vez son más los turistas que se acercan a Theth atraídos por las preciosas imágenes del Blue Eye. Esta piscina natural de aguas azul turquesa es la joya de la corona del Parque Nacional: el punto más vistoso y espectacular de la zona. Así que sí, merece mucho la pena acercarse a verlo.

De camino al Blue Eye

Cómo llegar al Blue Eye

Existen varias formas de llegar hasta el Blue Eye:

1. A PIE EN UNA RUTA CIRCULAR O LINEAL. Esta excursión se puede hacer en dos sentidos: por la margen derecha del río o por la izquierda. Da igual por donde vayas ya que ambas se juntan en la aldea de Nderlysaj.

1.1 Si decides empezar la ruta por la margen derecha, cruzarás el río Lumi por el centro del pueblo, casi a la altura de la oficina de turismo. Ahí empieza una pista sin asfaltar y bastante monótona que llega hasta Nderlysaj. La vuelta a Theth la puedes hacer por este mismo camino en una ruta lineal o hacerla circular y volver por la margen izquierda. De este modo podrás ver la Cascada de Grunas.

  • Tipo de ruta: Lineal o circular.
  • Distancia: 22 km (ida y vuelta). Incluye desvío a la Cascada de Grunas.
  • Tiempo estimado: 6 horas (ida y vuelta).
  • Dificultad: Moderada.
  • Track de Wikiloc.

1.2 Si, por el contrario, decides empezar la ruta por la margen izquierda, cruzarás el río Lumi cuando llegues a Nderlysaj. Este camino es bastante más bonito, aunque peor señalizado. A los pocos kilómetros de empezar, te puedes desviar para ver la Cascada de Grunas. Al igual que en la anterior alternativa, tienes dos opciones: hacer la ruta lineal y volver sobre tus pasos o hacerla circular y llegar a Theth por la otra margen del río. Esta segunda opción me parece la más acertada porque a la vuelta, que ya estás más cansado, siempre puedes intentar hacer dedo para que te baje algún coche. Eso fue lo que hicimos nosotros, aunque nos costó bastante encontrar un coche que nos bajara.

  • Tipo de ruta: Lineal o circular.
  • Distancia: 22 km (ida y vuelta). Incluye desvío a la Cascada de Grunas.
  • Tiempo estimado: 6 horas (ida y vuelta).
  • Dificultad: Moderada.
  • Track de Wikiloc.

2. EN COCHE HASTA LA ALDEA DE NDERLYSAJ. Si no te ves capaz de hacer tantos kilómetros, tienes la opción de contratar un taxi. Dependiendo de tus capacidades físicas, este puede llevarte hasta Nderlysaj y recogerte ahí a una hora acordada para volver a Theth. O, puedes hacer la ida a pie y contratar solo la vuelta desde la aldea.

Señal en el camino

Ambas opciones (a pie o en coche) desembocan en la aldea de Nderlysaj. Desde este punto hasta el Ojo Azul hay que salvar una subida intensa de 2,5 km por un sendero entre las montañas. Es el tramo más exigente de la ruta, pero sin duda el más bonito. Al llegar al final del camino vemos compensado con creces cada metro de ascenso: una preciosa poza azul turquesa, donde solo los más valientes se atreverán a darse un baño en sus gélidas aguas.

Blue Eye

En este momento te das cuenta de que cualquier foto que hayas visto de este lugar no le hace justicia. El abanico cromático que presenta el paisaje es espectacular, el entorno es maravillo y poder disfrutarlo es todo un privilegio.

Iglesia y torre del aislamiento

Aunque la mayor carga turística de Theth recae sobre el Blue Eye y la Cascada de Grunas, seguramente acabes dando un paseo por el pueblo antes de cenar. Uno de los edificios más fotografiados es la iglesia de 1892 que durante el régimen comunista se convirtió en un centro de salud. Su silueta con las montañas de fondo es una de las imágenes más conocidas del Parque Nacional de Theth.  

Torre del aislamiento

La torre del aislamiento también recibe muchos curiosos atraídos por su historia. Este tipo de torres estaban repartidas por todo el norte del país y durante una época tuvieron una única función: dar refugio a quien tenía una deuda de sangre (por un asesinato) antes de afrontar su destino. Durante la época comunista, las torres que seguían en pie se abandonaron o se convirtieron en graneros.

Dónde dormir en Theth

Al contrario que en el Valbona, la mayoría de los alojamientos en Theth están un poco más concentrados. Así que si no llevas reserva, te será mucho más fácil ir de puerta en puerta a pie.

La ubicación es uno de los puntos más importantes a la hora de reservar. Procura que esté más o menos céntrico (cerca de la oficina de turismo, para que te hagas una idea), porque puede que encuentres alguna ganga a las afueras pero tengas que caminar 3 o 4 kilómetros.

Jardín de la Guesthouse Shpella en Theth

Nosotros nos hospedamos en Guesthouse Shpella, una casita de huéspedes encantadora y muy bien de precio. Los chicos que lo gestionan son gente joven, muy amable y dispuestos a ayudarte en la planificación de tus días en Theth. Además, todas las noches organizan cenas para sus huéspedes y para cualquiera que quiera apuntarse. Por un precio más que razonable, te sientas a una mesa larga en el jardín a degustar auténtica cocina albanesa.

Cena en la Guesthouse Shpella

Al igual que sucedía en Valbona, los cortes de luz son muy frecuentes y pueden durar varias horas. Acuérdate de llevar una batería externa para cargar tu móvil y la cámara.

Cómo llegar a Theth

Llegar a Theth es relativamente sencillo. Una de las opciones más habituales es hacer el trekking de Valbona a Theth. Es una travesía de unos 16 km que exige estar en buena condición física, porque aunque no tenga dificultades técnicas, son más de 6 horas subiendo y bajando montañas. Mi recomendación es empezarlo en Valbona y terminarlo en Theth, no al contrario.

Si solo dispones de un día o no quieres hacer el trekking, puedes llegar a Theth desde Shköder por carretera. Son 76 km y dos horas de trayecto. Los últimos 15-20 km de recorrido son por una pista de montaña sin pavimentar muy estrecha y con gravilla que pone a prueba tu vértigo. A no ser que viajes en un 4×4, te recomiendo que cojas alguno de los minibuses que salen de la ciudad por 10€ por persona. Pregunta en tu alojamiento de Shköder o en la oficina de turismo para tener más información sobre horarios y puntos de recogida.

Parte de la ruta al Blue Eye

Del mismo modo, para salir de Theth también te aconsejo que preguntes en tu alojamiento o en la oficina de turismo. Nosotros teníamos la idea de coger uno de los minibuses que salía a las 12 de la mañana, pero finalmente cogimos un taxi compartido entre cuatro por 15€ por persona que salía a las 8 am.

¿Qué te ha parecido Theth? Para mí es uno de los lugares más bonitos y especiales de Albania. Desde luego, un buen incentivo para seguir descubriendo los Alpes albaneses.

Más artículos sobre Albania

Recuerda que también puedes seguirme a través de FacebookTwitter e Instagram. ¡Te espero!

No Comments

    Leave a Reply

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.