Italia

Milán, la capital europea de la moda

11 diciembre, 2013

Visitar Milán y no subir al Duomo tiene delito, pero os juro que lo intentamos. Cuando llegamos a la puerta de acceso, dos simpáticos militares italianos no nos dejaron subir. ¿Por qué? Muy fácil: durante la noche había nevado y el tejado de la catedral estaba helado, así que niente di niente. ¿Será posible? Lo único que quería hacer en la capital de Lombardía era perderme por el tejado del Duomo y me iba a quedar con las ganas.

duomo-milan-italia

Alternativas al Duomo en Milán

Lluvia, agua nieve, frío helador… no importaba, nosotras comenzamos a caminar sin rumbo y con la esperanza de encontrar algo que mereciera la pena para sobreponernos de la pena por no poder subir al Duomo.

Y al final, aunque pasamos mucho frío y se nos congelaron hasta las ideas, mereció la pena porque descubrimos un Milán que nos gustó mucho. Lo paseamos tranquilamente, sin un objetivo fijo y debo reconocer que, aunque no esperaba demasiado de esta ciudad, me sorprendió muy gratamente.

Pasear por la Galería Vittorio Emanuelle una de las alternativas al Duomo en Milán

Lo primero que hicimos fue cruzar la Gallería Vittorio Emanuelle II que une la plaza del Duomo con la plaza della Scala. Esta galería, construida entre 1865 y 1877, sigue la misma estructura que la Burlinghton Arcade de Londres o las Galeries Royales Sain Hubert de Bruselas. La milanesa consta de dos calles cruzadas cubiertas por una cúpula acristalada y suelos de mármol. En ellas conviven tiendas de lujo como Chanel o Louis Vuitton con históricos cafés como Biffi, fundado 1867 por Paolo Biffi, o el sofisticado restaurante Savini.

Café Biffi de Milán

Seguimos nuestro recorrido y llegamos hasta la peatonal Corso Como. Muy cerca de la estación Puerta de Garibaldi, encontramos por casualidad 10 Corso Como. Esta preciosa galería escondida tras unos grandes portones de garaje aúna arte, diseño y gastronomía. Es un exclusivo espacio multimarca en el que conviven firmas como Givenchy, Yves Saint Laurent, Balenciaga, Valentino, Manolo Blahnik, Alexander Mac Queen… y cualquier otra firma exclusiva que podáis imaginaros. Ahora sí sentíamos de verdad que estábamos en la capital europea de la moda.

Entrar al 10 Corso Como en Milán es una de las alternativas al Duomo en Milán

Nada más entrar por la puerta se llega a un patio desde el que se accede a la tienda multimarca y a la cafetería-restaurante con una decoración exquisita acorde con la carta, obviamente. La terraza del patio estaba vacía pero en verano debe ser un lujo poder cobijarte al fresquito de las enredaderas que cubren la fachada del patio.

Cafetería-restaurante de 10 Corso Como en Milán

La planta de arriba alberga una preciosa librería dedicada a la moda, la fotografía y la música. Un espacio muy diáfano de paredes blancas, mesas de cristal y sillas de diseño. Una pasada de lugar donde perderte entre multitud de libros y alucinar con las preciosas ilustraciones de muchos de ellos. Una suerte de sitio para los amantes de estas disciplinas y el lugar perfecto para pasar una tarde lluviosa como la nuestra.

Librería 10 Corso Como en Milán

Siguiendo los pasos de la exclusividad aparecimos en el famoso Cuadrilátero de Oro. En apenas seis calles se concentra la crème de la crème de la industria de la moda: Armani, Chanel, Jimmy Choo o Valentino, son solo algunas de las tiendas que harán que se te caiga la baba al pasar por sus increíbles y prohibitivos escaparates. En esta zona encontramos una de las pastelerías más antiguas de la ciudad, la pasticceria conffeteria Cova. Fue fundada en 1817 por Antonio Cova, el creador del famoso Panettone (o al menos eso dicen).

Pastelería Cova en Milán

En nuestra ruta en busca de alternativas al Duomo en Milán, seguimos caminando hacia el bohemio barrio de Brera, plagado de anticuarios y tiendas de decoración. Si no entramos en todos los que encontramos, poco nos faltó. Y como el hambre y el frío comenzaban a pasar factura, entramos el sitio perfecto para tomar un buen aperitivo italiano: el bistrot Sans Égal. Es uno de los mejores en los que hemos estado en relación calidad precio (9€). Para los que no lo sepan, los aperitivos en Italia incluyen una bebida (cóctel, cerveza, refresco, vino) y toda la comida que quieras durante unas horas determinadas de la tarde. Este nos gustó mucho por la gran variedad de comida que había y porque estaba buenísimo todo. Además, estuvimos en la terraza cubierta mientras fuera comenzaba a nevar.

Recorrer las tiendas de decoración del soho milanés es una de las alternativas al DuomoTienda de decoración en el soho milanés

Otro lugar bastante recomendable, sobre todo si se visita la ciudad con temperaturas agradables, es la heladería Shockolat. Está muy cerquita del parque Sempione, justo detrás de la estación Cardona. Se dice que es la mejor heladería de la ciudad, ¡y no les falta razón! Aunque bueno, ¿qué heladería italiana no sirve los mejores helados del mundo?

Tomar el aperitivo en la terraza Aperol es otra de las alternativas al Duomo en Milán

Para terminar esta intensa visita por el Milán de la moda y entrar en calor, volvimos a la plaza del Duomo. Aquí encontramos dos sitios estupendos para tomar algo o comer con unas privilegiadas vistas a la catedral de Milán. Uno de ellos es la terraza Aperol, donde el aperitivo también es bastante famoso aunque un poco más caro (12€) e Il Bar, en la terraza de las sofisticadas galerías La Rinascente. A pesar de estar localizado en la zona gourmet de este centro comercial, su carta no nos pareció tan exageradamente cara como imaginábamos. Ambas terrazas también las encontramos cerradas al público porque estaba medio nevando, había helado… y bueno, era un poco peligroso, la verdad.

Vistas al Duomo desde el interior de Il Bar en MilánZona gourmet de La Rinascente en Milán

Pero sin ninguna duda, lo que más nos gustó de Milán fue el panzerotti de Luini, un pequeño local en una callejuela cercana a la catedral. El panzerotti es como una empanada rellena de mozzarella, tomate y cualquier ingrediente que se te ocurra. Está francamente delicioso y comerlo sentados frente al Duomo hace que se te olvide que el frío se te ha metido en los huesos y que el agua nieve comienza a calarte el abrigo.

Comer un panzerotti de Luini es una de las mejores alternativas al Duomo en Milán

No encontramos mejor forma de acabar nuestro día en Milán que donde lo empezamos: en la plaza del Duomo, frente una de las catedrales más bonitas y majestuosas del mundo.

Duomo de noche Milán

Nuestro intenso día en busca de alternativas al Duomo en Milán nos llevó a descubrir tiendas, barrios y restaurantes y estupendos para terminar de exprimir la capital de Lombardía.

Recordad que también podéis seguir el blog a través de FacebookTwitter e Instagram. ¡Os espero viajeros! ;)

Continúa organizando tu viaje por Italia: 

Italia (I). La magia de Venecia y el encanto de las islas Murano y Burano

Italia (II). Consejos para viajar a Venecia

Italia (III). Verona, la ciudad de los Capuleto y los Montesco

Italia (IV). Milán, la milla de oro y el templo del ‘calcio’

Bérgamo, la ciudad amurallada

Florencia, el museo del Renacimiento

Visita al Lago di Como en el corazón de Lombardía

You Might Also Like...

10 Comments

  • Reply
    Sonia - La Zapatilla
    27 enero, 2014 at 14:27

    Fíjate, yo que creía que Milán era una ciudad fea y aburrida… a parte del Duomo, claro está. Y después de leer tu artículo y ver las fotos que lo acompañan he cambiado de opinión. Me iría ahora mismo a la caza de uno de los pasteles de la pastelería Cova. También me han encantado esas tiendas del barrio de Brera… Ya me veo buscando una excusa este año para visitar Milán!!! :-))

    • Reply
      Marta Aguilera
      3 febrero, 2014 at 0:04

      Yo también pensaba eso Sonia, que Milán era solo el Duomo y punto. Y al final, si la exprimes un poquito tiene su encanto!! Hasta pasear por tiendas de súper lujo tiene su aquel, aunque no compres nada, jejeje.
      Te animo a visitar Milán, aunque sea solo como centro base para conocer la preciosa Bérgamo y el Lago di Como!!

  • Reply
    Edu y Eri Viajes
    29 diciembre, 2013 at 13:05

    Nos están encantado los posts sobre Milán. Hemos estado varias veces a puntito de ir, y leyendo entradas como ésta lo único que podemos hacer es tirarnos de los pelos por no haber viajado aquí ya XD Besotes!

  • Reply
    Jordi (milviatges)
    21 diciembre, 2013 at 20:49

    Sin ser la ciudad más bonita de Italia, Milan bien merece un par de días. Por cierto, las chicas que no intenten entrar al Duomo en tirantes…no las dejarán. Esto le pasó a mi compañera y se tuvo que quedar fuera mientra yo lo disfrutaba… 🙁

  • Reply
    Maria / Lugares que visitar
    13 diciembre, 2013 at 23:14

    Una de mis ciudades favoritas!!!

    • Reply
      Marta Aguilera
      16 diciembre, 2013 at 11:11

      Es una ciudad muy bonita y con muchas posibilidades. A mí me sorprendió mucho!

  • Reply
    sara alvera
    13 diciembre, 2013 at 22:43

    Marta me ha encantado la información que pones de Milán. Me han entrado ganas de volver para descubrir esos lugares que describes. Me encanta tu blog. Sigue así porque tu trabajo aunque no lo creas resulta muy gratificante a los que no podemos viajar.

    • Reply
      Marta Aguilera
      16 diciembre, 2013 at 11:11

      Muchísimas gracias Sara!! Comentarios así animan mucho cuando las fuerzas flojean!!! Un abrazo!!! =)

  • Reply
    Naroa
    12 diciembre, 2013 at 0:57

    He dado un vistazo a tu blog y me ha encantado, me quedo por aquí si me lo permites. saludos desde Uruguay, Sudamerica

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: