cena en el hotel rural karlamuiza
Letonia Repúblicas Bálticas

Hotel rural Karlamuiza, un remanso de paz cerca de Cesis

4 diciembre, 2013

El hotel rural Karlamuiza se encuentra a las afueras de la histórica ciudad de Cèsis y es el lugar perfecto para pasar un par de días por esta zona de Letonia. Rezuma tranquilidad y paz, el combinado perfecto para disfrutar de su precioso entorno y dejarte mimar por su amable personal.

Antes de llegar al hotel rural Karlamuiza, ya te puedes hacer una pequeña idea de lo que vas a encontrar. El camino hasta este idílico lugar es una carretera de tierra por mitad del campo. Sin duda, una maravilla de lugar perdido de la mano de Dios. El emplazamiento perfecto para un alojamiento retirado y sin ruidos. ¡No hay mejor elección!

👉 Si haces tu reserva en el hotel rural Karlamuiza desde aquí, me ayudas a seguir creando contenido 😊

El hotel rural Karlamuiza

Este pequeño y romántico hotel de 7 habitaciones está regentado por una familia letona muy agradable que nos hizo sentir como en casa nada más llegar. Nos preguntaron si queríamos cenar allí y aceptamos de inmediato sin ni siquiera preguntar por el menú, que francamente nos sorprendió y ¡encantó!

Hotel Rural Karlamuiza en el parque nacional de Gauja
Hotel rural Karlamuiza

Pero vayamos por partes. Este hotel rural está dividido en dos plantas. En la parte de abajo se encuentra la recepción, un pequeño comedor con apenas 15 mesas y un acogedor saloncito. Este comedor interior es donde se sirve el buffet del desayuno y las comidas si el tiempo no acompaña.

En la planta de arriba están las habitaciones y un pequeño saloncito con terraza que da a la fachada principal de la casa. Este espacio es muy acogedor y realmente invita a sentarse con un buen libro o a contemplar las vistas.

Interior del hotel rural Karlamuiza en el parque nacional de Gauja
Interior del hotel rural Karlamuiza

Lo malo de hacer la reserva el día anterior es que nos tocó una twin room que encima era en forma de L invertida, por lo que un tabique nos impedía vernos las caras para hablar. Algo bastante poco romántico para lo que era el hotel, pero bueno, no todo podía ser perfecto.

Habitacion del hotel rural Karlamuiza
Interior de la habitacion del hotel rural Karlamuiza

Las vistas desde la habitación son una preciosidad: dan al jardín y se extienden en la lejanía por el valle del Gauja. Una maravilla despertar con semejante imagen, la verdad. De hecho, aprovechamos al máximo el precioso jardín trasero: planeamos la ruta del día siguiente, paseamos, jugamos a las cartas y hasta recogimos algunas manzanas para el tentempié del día siguiente.

Jardin trasero del hotel rural Karlamuiza
Jardin trasero del hotel rural Karlamuiza

En el jardín trasero se encuentra el comedor exterior donde se sirven las comidas en verano y si hace bueno. Cenamos tranquilos mientras veíamos anochecer. Nos gustó mucho la cena y el trato. La simpática camarera no tuvo ningún problema es escribirme qué cenamos, con ingredientes incluidos, para que yo me animara a hacerlo en casa (lo que me recuerda que ¡a ver si me pongo manos a la obra!).

Terraza donde se sirve la cena en el hotel rural karlamuiza
Terraza del hotel rural Karlamuiza

Menú del hotel rural Karlamuiza

De primero tomamos una sopa fría de tomate y pesto. Muy similar al gazpacho (con tropezones incluidos) pero el pesto le daba un toque que la hacía totalmente diferente del plato andaluz. De segundo pollo con arroz, verduras y una salsita espesa con las mismas verduras de la guarnición. Y de postre manzanas confitadas con helado. Esto me pareció un poco empachoso.

Sopa fría de tomate con pesto
Sopa fría de tomate con pesto

Un detalle que nos gustó mucho es que aprovechaban sus manzanas, no solo para cocinar, sino también como decoración en centros de mesa. Esto hacía que el ambiente tuviera un ligero toque afrutado muy apetecible.

Más artículos para viajar por Letonia

Recuerda que también puedes seguirme a través de FacebookTwitter e Instagram. ¡Te espero!

8 Comments

  • Reply
    Quaderns de Bitàcola
    10 diciembre, 2013 at 10:28

    Estos sitios nos encantan! Lugares como este en medio de un prado no tiene precio, o si? je je
    Cuando vayamos por esas tierras ya te preguntaremos por lugares de la ruta! Salud y viajes!

    • Reply
      Marta Aguilera
      16 diciembre, 2013 at 11:13

      Jajajaja, pues poco precio tuvo ehhh, que nos salió muy baratito!!! Estaré encantada de ayudaros porque la zona realmente merece la pena!! Un abrazo pareja

  • Reply
    Noelia
    5 diciembre, 2013 at 11:43

    Qué lugar más encantador!! la comida tiene una pinta riquísima!! qué hambre!

    • Reply
      Marta Aguilera
      16 diciembre, 2013 at 11:12

      Fue un gran descubrimiento y la comida estaba deliciosa, aunque bueno, supongo que tuvimos suerte y no siempre es el mismo menú, jejeje.

  • Reply
    Alícia Bea
    5 diciembre, 2013 at 10:22

    La verdad es que se os da realmente bien encontrar alojamientos y restaurantes chulísimos cuando viajáis. Este hotelito es una preciosidad. Un saludo!

    • Reply
      Marta Aguilera
      5 diciembre, 2013 at 13:39

      No siempre es así ehhh… que hemos dormido en cada chamizo… 😛 Pero en este viaje nos salimos!!!
      Un abrazo!

  • Reply
    maria luisa
    4 diciembre, 2013 at 17:20

    q bonito todo y que tranquilo me encanta guardasr los apuntes un beso precioso

    • Reply
      Marta Aguilera
      5 diciembre, 2013 at 13:38

      Sí!! Un lugar perfecto para desconectar y olvidarse de todo!
      Un beso!!!

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.