República Checa

El osario de Sedlec, una verdadera obra de arte sacra

10 noviembre, 2016

Una excursión al osario de Sedlec o al castillo de Karlštejn son la excusa perfecta para adentrarse un poco más en la bonita Bohemia Central. Situados a apenas un hora en coche de Praga, son dos lugares de visita obligada y la alternativa perfecta para salir del caos que la envuelve.

Historia del osario de Sedlec

Guirnaldas de calaveras, columnas decoradas con fémures y una enorme lámpara de araña con al menos un ejemplar de cada hueso humano. Así es el Osario de Sedlec, una capilla de huesos a 2,5 kilómetros de Kutná Hora. Se cree que este tétrico lugar es una tumba común donde yacen los huesos de unas 40.000 personas. Todos están estratégicamente colocados para decorar el santuario, no como en el osario de Brno, que están simplemente almacenados.

guirnalda-osario-sedlec

La historia sobre los orígenes de este curioso y macabro lugar se remonta al siglo XIII. Un abad del monasterio cisterciense trajo tierra de Jerusalén y la esparció por el cementerio del monasterio. Esto provocó que el campo santo se hiciera famoso y mucha gente quisiera estar allí enterrado. Pero el problema vino con la epidemia de peste en el siglo XIV. La demanda de parcelas en el cementerio se disparó y los huesos comenzaron a amontonarse. Se decidió trasladarlos a la capilla de Todos los  Santos para que funcionase como osario. En 1870, la familia Schwarzenberg compró esta propiedad y le encargó al tallista František Rint que reorganizase los huesos del osario. El resultado del macabro rediseño de Rint es espectacular y una verdadera obra de arte sacra.

calaveras-osario-sedlec

El osario está presidido por un altar adornado con cálices, cruces, huesos y calaveras. Además tiene cuatro capillas presididas por sendas pirámides de huesos gigantes. Y no podía faltar el escudo de armas de la familia Schwarzenberg. En la esquina derecha aparece un cuervo dando un picotazo al ojo de un soldado turco. Esta imagen representa la victoria de la familia sobre los turcos en la batalla de Raab en 1591. Tampoco podía faltar la firma ósea de František Rint, el autor, al pie de la escalera.

escudo-osario-sedlec

Un paseo por Kutná Hora

Durante nuestra visita a Kutná Hora, también conocimos la catedral de la Virgen de la Anunciación y la catedral de Santa Bárbara. La primera pertenece al barroco gótico y nos dejó bastante fríos, aunque está declarada Patrimonio Mundial por la Unesco.

Por el contrario, la catedral de Santa Bárbara, patrona de los mineros, nos gustó muchísimo. Es una de las iglesias góticas más elegantes de Europa y está casi a la par con la catedral de Praga en cuanto a majestuosidad y altura. Pero lo mejor, sin ninguna duda, es su exterior. Desde su terraza se pueden contemplar unas preciosas vistas de la ciudad. Además, en uno de sus laterales hay un bonito camino franqueado por enormes estatuas.

catedral-kutna-horakutna-hora

Recordad que también podéis seguirnos a través de Facebook, Twitter e Instagram. ¡Os esperamos! ;)

Continúa organizando tu viaje por la República Checa:

Itinerario: República Checa 2014

Carta a Praga, la ciudad prometida

Sendero Cinibulka en la Reserva Natural de Kokořínsko

Senderismo por el Parque Nacional de la Suiza Checa

El encanto de las ciudades rocas de Adrspach-Teplice

Un paseo por Olomouc y sus alrededores

7 lugares imprescindibles para conocer Brno

Consejos para visitar el Karst de Moravia

El castillo de Karlštejn, excursión en el día desde Praga

Cesky Krumlov, una Praga en miniatura

1 Comment

  • Reply
    @lacosmopolilla
    26 noviembre, 2015 at 13:21

    Madre mía, tétrico tétrico, ¿luego no tuviste pesadillas? Eso sí, el paisaje verde y el castillo es una preciosidad. Reitero mis ganas de volver a la República Checa y acercarme a Kutna Hora.
    Besotes

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: