República Checa

Český Krumlov, una Praga en miniatura

13 noviembre, 2015

Coronada por el impresionante castillo renacentista de Krumlov y su psicodélica torre, esta bonita localidad a orillas del Moldava es el refugio perfecto de todos aquellos que huyen de una Praga consentida y abarrotada. Pero mucho cuidado con verla como un segundo plato. Český Krumlov está considerada como una de las ciudades renacentistas más bellas de Europa gracias al carácter medieval que desprende su casco histórico.

cesky-krumlov-desde-los-jardines-del-castillo-3

Sinuosas callecitas empedradas que siguen el ritmo del río Moldava trazan las arterias principales de Český Krumlov. Una ciudad que con bastante atino recibe el sobrenombre de «mini Praga». En los meses de verano la invaden miles de turistas que buscan comprobar si es cierto eso que dicen de que es el pueblo más bonito de la República Checa.

El embrujo de Český Krumlov

Pasear por Český Krumlov es como hacerlo por un decorado de teatro. ¿En serio alguien vive en esas coloridas y perfectas casitas alineadas con tejaditos anaranjados? Me cuesta creer que este impoluto escenario sea de verdad. Que no pliegue a las 12 y cuelgue sus marionetas hasta las 7 de la mañana del día siguiente.

torre-del-castillo-krumlov

Y si así fuera, ¿qué? Me gusta Český Krumlov con sus calles abarrotadas de turistas, con sus puentes tomados por artistas callejeros, con sus cafés y restaurantes mirando al río. También me gusta también con sus visitantes aventureros que se lanzan por el Moldava en kayak o piragua, con sus bares con refrescos artesanales. Incluso me gusta con sus miradores donde casi hay que coger número para hacerse una foto. ¿A quién no podría gustarle esta bonita ciudad sacada de un cuento de los hermanos Grimm?

rio-moldava-cesky-krumlov

Český Krumlov y sus miradores

Pero sin lugar a dudas, lo que más me gustó fue contemplarla desde sus miradores. Uno de los más populares es desde lo alto de la torre esgrafiada del castillo. Su última planta te regala unas postales preciosas de la ciudad. Desde allí puedes comprobar su cuidado y pintoresco perfil, y la perfección de sus calles esculpidas por el río Moldava, la columna vertebral de esta bonita localidad al sur de Bohemia.

cesky-krumlov-desde-la-torre-de-castillo-2

Desde el castillo se tiene acceso a los jardines atravesando un puente desde donde también se obtienen muy buenas vistas de la ciudad a través de sus ventanucos. Además, hay un pequeño esquinazo al final del puente desde el que merece la pena asomarse para ver de cerca la dominante torre del Castillo sobre el río.

cesky-krumlov-desde-el-puente-del-castillocesky-krumlov-desde-los-jardines-del-castillo-2

Encalomado a una terraza al lado del Museo Regional encontramos otro mirador. Está un poquito más alejado del centro y por lo tanto en una zona bastante más despejada. Las vistas que ofrece del castillo dominando la ciudad no tienen desperdicio. Fue, sin ninguna duda, nuestro lugar favorito para sentarnos a contemplar la belleza de Český Krumlov.

cesky-krumlov-desde-elmirador-museo-regional-2

Pero la ciudad no solo impacta desde arriba. Os recomiendo acercaros a la pequeña península de Na Ostroné para contemplar el castillo y su torre bañados por el Moldava. Llegas a sentirte chiquitito frente a la imponente fortaleza y su perfecta torre de tonos pastel.

cesky-krumlov-desde-la-isleta-na-ostrone

Cómo visitar el Castillo de Krumlov

El castillo de Krumlov abre de martes a domingo y el horario varía dependiendo de la temporada. Entre los meses de abril a mayo y de septiembre a octubre, abre de 9-17h. Y los meses de junio y agosto, su horario es de de 9-12h y 13-18h.

Lo recorren tres circuitos diferentes. El circuito I (150CZK) incluye las habitaciones, la capilla, la suite barroca, la sala de máscaras y la galería de arte. El II (130CZK) nos enseña la galería de retratos d elos Schwarzenberg. El III (200CZK) está dedicado al teatro barroco del castillo.

torre-del-castillo-krumlov-2

La torre y los jardines tienen otro horario. La torre (50CZK) se puede visitar de lunes a domingo de 9.30-16.30h de abril a mayo y de septiembre a octubre; y de 9-17h entre junio y agosto. Los jardines (gratis), por el contrario, están abiertos los meses de abril y octubre de lunes a domingo de 8-17h, y entre mayo y septiembre de 9-19h.

¿Quién se viene a Cesky Krumlov?

Recordad que también podéis seguirnos a través de Facebook, Twitter e Instagram. ¡Os esperamos! ;)

Continúa organizando tu viaje por la República Checa:

Itinerario: República Checa 2014

Carta a Praga, la ciudad prometida

Sendero Cinibulka en la Reserva Natural de Kokořínsko

Senderismo por el Parque Nacional de la Suiza Checa

El encanto de las ciudades rocas de Adrspach-Teplice

Un paseo por Olomouc y sus alrededores

7 lugares imprescindibles para conocer Brno

Consejos para visitar el Karst de Moravia

El castillo de Karlštejn, excursión en el día desde Praga

El osario de Sedlec, una verdadera obra de arte sacra

1 Comment

  • Reply
    Mariano
    23 agosto, 2018 at 20:50

    Bravo!! Que recuerdos me trae Cesky. Quien se invento el apodo de la mini Praga no se equivocaba en absoluto, una joya que destaca como bien dice por su majestuoso castillo, el segundo más grande de la República Checa.
    Personalmente me enamoraron la estructura de sus casas, sus calles adoquinadas y el perfecto estado medieval de sus construcciones.
    En parte, creo que Cesky me sorprendió tanto porque no me lo esperaba, no sabía de su existencia, pero en Praga todos me lo recomendaban, así que no me lo pensé dos veces y me uní a un tour que iban a hacer los chicos del Hostel en el que residíamos. Fui sin expectativas y volví encantado.
    La República Checa me enamoró, espero sacar otros tiempo para poder visitarla en otra ocasión de norte a sur y de este a oeste.
    Saludos.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: