Croacia

Croacia (VII). Palacio Diocleciano de Split

1 noviembre, 2012

Split, segunda ciudad más grande de Croacia y una de las más visitadas a nivel turístico, es una parada obligatoria por la riqueza monumental e histórica que encierra su Palacio Diocleciano.

palacio-diocleciano-split-croacia

Peristilo del Palacio Diocleciano

Para los que no lo conozcan o no hayan oído hablar de él, este lugar no es un palacio como su nombre indica. Es el corazón de Split. Pasear por el casco antiguo de la ciudad es hacerlo por el interior de la antigua residencia del emperador romano Diocleciano, que ordenó edificar este palacio para retirarse tras abdicar en el año 305. Qué mejor lugar que su Dalmacia natal, a orillas del Adriático, para descansar y pasar sus últimos años de vida.

palacio-diocleciano-split-croacia03

Callejeando por el Palacio Diocleciano

En su día fue un gran palacio de planta rectangular rodeado por una robusta muralla coronada por torres, lo que le otorgaba un marcado aspecto militar (castrum). Su lujoso interior estaba organizado en torno a dos calles perpendiculares que lo dividía en cuatro cuadrantes. Los dos del norte estaban dedicados a los soldados y los sirvientes, y los dos del sur (los más cercanos al mar) albergaban el palacio, el mausoleo y el templo de Júpiter. Cada tramo de la muralla tiene una puerta con nombre de metal: la puerta de Bronce al sur que comunicaba la residencia con el mar; la puerta de Oro al norte, donde se encuentra la estatua del obispo Gregorio de Nin; la puerta de Hierro al oeste y la puerta de Plata al este.

palacio-diocleciano-split-croacia

Estructura del Palacio Diocleciano en Split. Fuente: Artecreha

A pesar de que con el tiempo fue perdiendo su estructura inicial, continúa siendo uno de los monumentos más bellos e impresionantes de la costa adriática. Por ello fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1979. La buena calidad de los materiales que utilizaron para su construcción ha contribuído en buena manera a que gran parte de su estructura haya llegado hasta nuestros días. El ladrillo de Salona (reutilizado para la edificación de muchas de las casas que hoy en día forman parte de este lugar), la piedra caliza de la isla de Brac, y los mármoles y granitos traídos de Egipto, Italia y Grecia son algunos de los materiales que aún hoy podemos contemplar en algunas de las partes mejor conservadas.

palacio-diocleciano-split-croacia02

Piristilo del Palacio Diocleciano

A medida que pasaron los años, los habitantes de Split fueron adaptando los diferentes espacios del palacio a sus necesidades con nuevos edificios. Sin embargo, aún se conservan partes prácticamente intactas como el Peristilo, que en su época daba paso a las estancias de palacio, y el mausoleo, que conserva su planta octogonal y forma parte de la catedral. Entre las calles de este peculiar casco histórico, se esconden casas, tiendas, bares y restaurantes, callejones, patios, bodegas y retazos de historia que hacen de él una parada imprescindible para cualquier visitante.

catedral-palacio-diocleciano-split-croacia

Catedral del Palacio Diocleciano

Dentro del área palaciega está la Catedral Católica de San Domnion, construida para albergar el mausoleo de Diocleciano, y en la que es obligatorio entrar con los hombros cubiertos (a la entrada te dan un pañuelo para que te los cubras). Además también se puede visitar el tesoro compuesto por relicarios, manuscritos y una gran variedad de iconos eclesiásticos y sacerdotales. El acceso a la torre del campanario, desde donde las vistas de Split son impresionantes, también está permitido y es una auténtica tortura por sus empinadas e interminables escaleras.El precio por esta completa visita es de 5€ por persona (aceptan el pago en euros).

split-croacia02

Vistas de Split desde la Catedral

split-croacia03

Vistas de Split desde la Catedral

A las afueras del palacio, justo en el lado contrario de la catedral (en la puerta de Oro), encontramos la estatua del obsipo Gregorio de Nin, que durante el siglo V luchó por el uso de la lengua croata en la liturgia. Esta estatua es uno de los emblemas más representativos de la ciudad y según cuenta la leyenda, debes frotar su dedo gordo del pie izquierdo para atraer la suerte y regresar a Split.

estatua-obispo-gregorio-nin-palacio-diocleciano-split

Obispo Gregorio de Nin

Las salas del sótano también se puede visitar y aunque están prácticamente vacías (salvo alguna pequeña muestra), merece la pena recorrer los pasillo que hay debajo del Palacio Diocleciano. El precio de la entrada es de 35 kn por persona, 15 kn con el carné de estudiante y gratis con el de prensa.

split-croacia

Vistas de Split desde la Catedral

En definitiva, la mejor forma de conocer el Palacio Diocleciano, una de las obras más impresionantes de la arquitectura romana, es perderse por sus estrechas calles y descubrir pequeños cafés, restaurantes e incluso bodegas donde degustar toda clase de vinos de zona.

Al otro lado de la muralla está la Riva (ribera o paseo marítimo), famosa en gran parte por su controvertida reforma en la que el feo e impersonal cemento dio paso al elegante mármol. Lo cierto es que se agradece dejar a un lado el barullo y el gentío del palacio para relajarse sentados en un banquito del paseo mirando al mar y el ir y venir de los barcos en el puerto.

split-croacia04

Riva o paseo marítimo de Split

Recordad que también podéis seguirnos a través de Facebook, Twitter e Instagram. ¡Os esperamos! 😉

*Os recomendamos que no perdáis ningún detalle de nuestra ruta por los Balcanes. ¡No os decepcionará!

16 Comments

  • Reply
    PIlar
    23 julio, 2015 at 11:09

    Hola Marta! Preciosas las fotos.
    Veo que había muchísima gente…supongo que es otra de las paradas de los cruceros, no?
    Me apunto como necesario pasear por el centro histórico de noche.
    Comentas que las vistas desde la torre son espectaculares pero toda una tortura subir….¿algún otro mirador donde nos sea más fácil hacerlo con nuestro hijo pequeño?
    Gracias

    • Reply
      Marta Aguilera
      23 julio, 2015 at 11:36

      Gracias Pilar! Split es un hervidero de gente a lo largo del día (la noche es más tranquila). Yo no fui a ningún otro mirador, pero encontré esto que puede serte de utilidad: «Mirador Vidilice se encuentra subiendo a la colina de Marjan desde la vieja ciudad. Está junto a la terraza del Café Vidilica». De todas formas, si lleváis al peque en una mochilita, no tendréis problemas en subir.
      Un saludo!! 🙂

  • Reply
    Candela Vizcaíno
    19 enero, 2014 at 17:06

    ¡Qué buen reportaje! Nosotros también hemos hablado de esta maravilla.

  • Reply
    Elena
    5 noviembre, 2012 at 18:41

    Si me quedé con ganas de visitar un lugar en Croacia ese fue sin duda Split, sobre todo por el palacio. Preciosas las fotos y las vistas de la ciudad.

    • Reply
      Marta Aguilera
      6 noviembre, 2012 at 12:29

      Es un lugar increíble! Ver cómo se ha readaptado un monumento de esas dimensiones hasta transformarse en el corazón de una ciudad es francamente recomendable! Gracias por pasarte Elena!! =)

  • Reply
    Magalí
    3 noviembre, 2012 at 21:14

    Tengo muchas pero muchas ganas de ir a conocer Croacia 🙂 ¡Hermosas fotografías Marta!

    • Reply
      Manuel
      4 noviembre, 2012 at 4:52

      Muy buena entrada, qué recuerdos… Split de lo mejor de Croacia, que es mucho decir, y recorrer las callejuelas del Palacio de Diocleciano de noche es para mí la mejor y más emocionante manera de hacerlo.

      Saludos!

      • Reply
        Marta Aguilera
        5 noviembre, 2012 at 11:36

        Me faltó verlo de noche, ¡una pena! Lo guardo para mi próxima visita =)
        Muchas gracias por pasar por el Blog Manuel y me alegro mucho que te haya gustado!!
        Un abrazo!!

        • Reply
          Domingo A. Tattá P.
          27 diciembre, 2012 at 19:23

          Manuel, Marta… Por Dios! Por UD.! No deje de sentarse en uno de los asientos de mármol del paseo en su recorrido nocturno. Le garantizo que nunca en su vida habrá de sentirse más cómada y fresca contemplando las «ruinas» de Palacio de Diocleciano. Una bendición! Pueden visitar el blog: osadiasdeviajes.blogspot.com y comunicarse para compartir algunas fotos de Split, Zagreb y Dubrovnik; de Croacia, que visité de manera necesaria, efectiva y eficiente, aunque insuficiente porque me faltó Rijeka, Zadar, Trogir, Sibenik y los Lagos de Plitvice

    • Reply
      Marta Aguilera
      5 noviembre, 2012 at 11:35

      Pues cerquita lo tenéis!!! Venga a cruzar el Adriático, jejeje. Un abrazo fuerte!!!!

  • Reply
    Tailandia islas
    3 noviembre, 2012 at 9:37

    Te felicito ,muy aportador el articulo.Gracias

  • Reply
    Enric y Celia
    2 noviembre, 2012 at 11:06

    ¡Hola Marta! Desconocíamos esta ciudad de Croacia que nos recuerda un poco a Florencia por las vistas desde la catedral. Es preciosa…¡Nos la apuntamos en la agenda para futuros viajes!
    ¡Saludos!

    • Reply
      Marta Aguilera
      5 noviembre, 2012 at 11:34

      Hola!! Es un imprescindible croata!! Me alegra mucho habérosla descubierto =)
      Un abrazo chicos y muchas gracias por pasar por el blog!!!

  • Reply
    missmadaboutravel
    1 noviembre, 2012 at 22:37

    Un muy buen post, guapa! Me has hecho revivir mi aventura croata de hace un par de años 😉 Split fue una de las ciudades que más me gustaron… Me pareció que tenía muchísima vida, y me gustó ver cómo el tiempo ha transformado y readaptado el palacio de Diocleciano. 😉

    • Reply
      Marta Aguilera
      5 noviembre, 2012 at 11:33

      Sí!!! Ver como se ha readaptado con el paso del tiempo le hace ser un lugar muy especial!!! Me faltó verlo de noche, que dicen que e sincreíble!!
      Un abrazo guapa!!!

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: