Portugal

Cinco edificios que te sorprenderán en tu próximo viaje a Portugal

21 mayo, 2019

Portugal reúne un gran número de requisitos que lo convierten en el destino perfecto para pasar unos días de vacaciones, ¡o incluso quedarse a vivir! Cuenta con un clima muy similar al de España, es decir, con un norte más fresco y lluvioso y un sur bastante más cálido. Además, cuenta con una gastronomía exquisita, una cultura extraordinaria y un montón de lugares que merecen mucho la pena visitar. Por eso, si has decidido hacer un roadtrip por Portugal, no dudes ni un segundo en incluir los siguientes destinos en tu plan de viaje.

1. Torre de Belem en Lisboa

Lo ideal es empezar por Lisboa, la capital del país. De esta forma podemos hacernos una idea del plano cultural, económico y urbano de Portugal. Conocer y recorrer los distintos barrios lisboetas es quizá el mayor atractivo de esta preciosa ciudad. Algunos de ellos se localizan en las colinas, por lo que regalan unas vistas de infarto de Lisboa. Para llegar hasta ellos se puede recorrer calles estrechas y empedradas, tomar el tranvía, o mejor aún, conocer la ruta del teleférico y hacer un pequeño tour.

En Lisboa encontramos muchas construcciones dignas de admiración, pero ninguna como la Torre de Belem. Esta antigua construcción localizada en la desembocadura del río Tajo, fue edificada en principio como fortaleza y posteriormente funcionó como prisión, faro y centro de recaudo de impuestos. Si te gusta la arquitectura, estoy segura de que te encantará su interior: los pisos, las paredes, los balcones y los cañones te transportarán a su época de mayor esplendor. Y si eres un fanático de las vistas panorámicas, no te olvides de subir a lo alto de la torre. ¡Las vistas de Lisboa son preciosas! Es recomendable que compres tu entrada con antelación para así evitar largas e incómodas colas.

2. Palacio de la Pena en Sintra

La mejor forma de llegar a Sintra es desde Lisboa. El camino es bastante agradable y además es mucho más cómodo. Para ello es recomendable que alquiles un coche en Lisboa y disfrutes de la conducción bordeando la costa portuguesa.

Para llegar hasta el Palacio da Pena puedes subir en autobús o a pie. Al llegar a la cima encontrarás un sorprendente y colorido edificio que guarda muchísimas historias. Antes del terremoto que lo dejó en ruinas, funcionó como monasterio. Y su reconstrucción fue un regalo del rey Fernando II a su esposa. El palacio se puede recorrer por dentro y por fuera, y estoy convencida de que te encantarán cada uno de sus rincones y los diferentes estilos que lo constituyen. La mejor forma de evitar colas, es comprar las entradas a través de la web.

3. Quinta da Regaleira en Sintra

A tan solo 10 minutos de Palacio da Pena encontramos la impresionante Quinta da Regaleira. Esta espectacular edificación también tiene muchos secretos por descubrir. Algunos de los lugares más extraordinarios son la torre y el pozo, así como la vista que hay desde arriba y las escaleras en espiral.

Si eres te gusta la fotografía, en este lugar te volverás loco. Paisajes, vistas, arte, arquitectura… ¡querrás fotografiarlo todo! Por último, los jardines y el paseo de los dioses también son muy recomendables, ¡no te quedes sin pasar por allí!

4. La casa de piedra en Fafe (Distrito de Braga)

Esta construcción es una de las más extrañas y se localiza en la sierra de Fafe. Sus muros están conformados por 4 grandes piedras y se dice que funcionó como vivienda. Actualmente es un museo, y es el lugar ideal para escapar del ruido de la ciudad. Los paisajes que ofrece son sensacionales, sobre todo si la visitas para ver el atardecer. Es importante que antes de ir que consultes sus horarios, pues en ocasiones está cerrada y solo se puede ver de lejos. En este caso, puedes dar una vuelta por la ciudad de Fafe y disfrutar de su parque acuático.

5. Castillo de Beja en Beja

Si alquilaste tu coche en Lisboa y te animas a visitar el castillo de Beja, solo tardarás 2 horas en llegar. Lo mejor de todo es que la entrada a este lugar es gratuita y podrás disfrutar de una de las vistas más estupendas de Portugal. Quizá lo más llamativo son sus torres, en especial la del homenaje, desde donde puedes divisar una panorámica a 42 metros de altura. Allí es posible ver la mezcla de estilos que con el paso del tiempo se han ido implementando. Algunos de los más representativos en esta construcción son el gótico, el románico y el manuelino.

Asombroso, ¿verdad? Si te ha gustado este post, te invito a que lo compartas para que otras personas que estén planeando su viaje a este maravilloso país no duden en incluir estos lugares en sus itinerarios. Y si quieres recomendarnos otras obras para visitar allí, ¡no dudes en dejárnoslas escritas en los comentarios!

Recordad que también puedes seguirnos a través de FacebookTwitter e Instagram. ¡Os esperamos viajeros! 😉

You Might Also Like...

1 Comment

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: