Turquía

7 motivos para viajar a Estambul

7 abril, 2015

Escrito por Daniel Tordableperiodista, viajero y amigo.

Estambul, erigida a caballo entre Europa y Asia, es una ciudad transcontinental. Pero no es la única. Los viajeros más avezados conocerán la rusa Oremburgo y la kazaja Atyrau, ambas a orillas del río Ural, frontera natural entre los dos continentes en que se subdivide Eurasia. Dicho esto, la mayor urbe turca es el máximo exponente de la fusión de culturas. Su privilegiado emplazamiento ha sido codiciado en su milenaria historia por diversas civilizaciones, que han establecido a orillas del emblemático Cuerno de Oro su capital. Es por ello que a lo largo de los siglos su nombre varió; se ha denominado primero Bizancio, luego Constantinopla y ahora Estambul.

estambul-desde-la-torre-galata

Esta megalópolis de 15 millones de habitantes, que puede parecer inabarcable para el visitante, se trata de una ciudad con una infraestructura turística de primer nivel, dotada de una eficiente red de transporte público. El metro, los tranvías, los autobuses, los dolmuşes, los taxis y su amplísima oferta de barcos y transbordadores permiten moverse por los diferentes distritos de manera fácil y económica. Además hay que tener en cuenta que el barrio de Sultanahmet, centro neurálgico y donde se ubican la mayor parte de los monumentos más relevantes, es muy fácil de recorrer andando.

estambul

Si a ello le sumamos esa atmósfera multicultural, su rica y variada gastronomía, la majestuosidad de los edificios oficiales y el delicioso entramado de pequeñas y laberínticas callejuelas, obtenemos un resultado único y una experiencia difícil de repetir.

Mezquita-azul-vista-desde-santa-sofia-estambul

Si viajas al extranjero, no te olvides de contratar un seguro de viaje internacional. Desde La Mochila de Mamá tenemos un descuento del 10% con Intermundial si al contratar tu seguro de viajes utilizas el código MOCHILAMAMA.

Motivos para viajar a Estambul

1. Santa Sofía

Sin duda mi monumento favorito en Estambul, y uno de los más estudiados en las clases de arte de las escuelas de todo el mundo. Primero iglesia, luego mezquita y actualmente museo, es un ejemplo de la fusión de civilizaciones y culturas de la antigua Constantinopla. Desde el punto de vista arquitectónico, todo un prodigio de la ingeniería; y desde el plano artístico, sencillamente espectacular.

interior-de-Santa-Sofia-estambul

2. Mezquita Azul

A escaso metros de Santa Sofía, separadas por una plaza ajardinada, se encuentra la mezquita más importante de la ciudad de las mezquitas y la única con seis minaretes. El mote “azul”, obviamente, se lo confieren sus 20.000 azulejos en ese color que adornan la parte superior. Es difícil decantarse por si es más bonito su exterior o su interior. Lo mejor es recorrerla acompañado de un guía oficial (ojo porque a sus puertas se agolpan cientos de falsos guías) para que nos explique no solo sus detalles artísticos sino algunas curiosidades religiosas del islam, ya que esta mezquita está abierta al culto.

Mezquita-Azul-estambul

3. Palacio Topkapi

Visitar este inmenso complejo monumental te transporta irremediablemente a la época dorada de la ciudad y permite concebir una idea de la ingente riqueza y el inmenso poder que atesoraban los sultanes del Imperio Otomano. Dos ejemplos son su imponente tesoro, con obras como el Gran Diamante o la colección de esmeraldas, o el harén, con 300 habitaciones que antiguamente eran ocupadas por otras tantas concubinas. Sus decenas de edificios rodeados de hermosos patios son el mejor refugio para abstraerse del caos del resto de la ciudad. Un remanso de paz desde donde se puede disfrutar de algunas de las más bellas vistas del Estrecho del Bósforo.

palacio-topkapi-estambulharem-palacio-topkapi-estambul

4. El Gran Bazar

Magia es la primera palabra que le viene a uno a la mente cuando traspasa cualquiera de sus 22 puertas y se adentra en sus 64 calles. Es como un viaje en el tiempo, una inmersión en los cuentos de las mil y una noches. Sus cifras son abrumadoras: 36.000 metros cuadrados de extensión, casi 4.000 puestos de venta que dan empleo a unas 20.000 personas que atienden diariamente a más de 300.000 compradores. Aquí se puede encontrar cualquier cosa, telas, alfombras, especias, manufacturas en cuero, orfebrería, joyería incluso falsificaciones de primeras marcas. El regateo no es una opción, más bien, es la única opción.

bazar-de-las-especias-estambul

5. Cuerno de Oro

Estambul está dividida en dos zonas, la asiática y la europea. A su vez la parte ubicada en el viejo continente está separada por una lengua de agua, el Cuerno de Oro, uno de los 3 puertos naturales más importantes del mundo. Los otros dos son Pearl Harbour, en Hawai y el Puerto de Mahón, en la isla de Menorca. Este apéndice acuático es el epicentro de Estambul, un lugar estratégico por el que han peleado griegos, macedonios, celtas, romanos u otomanos. Una curiosidad en relación al sobrenombre de oro. Dice la leyenda que se debe a que en sus aguas se hundieron innumerables tesoros para que no cayeran en manos de los invasores durante un asedio de la ciudad, lo que daba a sus aguas ese tono aúreo.

cuerno-de-oro-estambul

6. Torre Gálata

Este torreón de piedra de 67 metros de altura formaba parte del sistema defensivo de la ciudad. Tras subir sus 143 escalones uno se da cuenta de porqué. Al final de la serpenteante escalinata se accede a un mirador desde el que se puede contemplar algunas de las mejores vistas de Estambul y del Estrecho del Bósforo. Se ubica en el populoso barrio de Gálata, al norte del Cuerno de Oro, en la zona europea de la ciudad. Este distrito es en el que tradicionalmente se han asentado los residentes extranjeros de Estambul, por lo que es el más abierto y donde se pueden encontrar las mejores tiendas, bares y restaurantes de gusto occidental. Muy recomendable dar un paseo para explorar la zona.

torre-galata-estambul

7. El Bósforo

Se trata de un estrecho que comunica el Mar Negro con el Mar de Mármara. Es una lengua de agua que que divide a Estambul en dos zonas, la europea y la asiática. Es altamente recomendable montar en uno de los cientos de cruceros que surcan sus aguas para admirar algunos de las impresionantes palacios y suntuosas mansiones que se asientan en sus orillas. También conviene cruzar el estrecho para adentrarse en la zona asiática de la urbe, no tan rica en monumentos como la de la vieja Europa, pero si más tranquila. Casi todos los barcos tienen origen y destino en los muelles de Eminönü.

Crucero-por-el-Bosforo-estambul-2

*Este artículo ha sido una colaboración con la agencia de viajes eturquía.

Recordad que también podéis seguirnos a través de FacebookTwitter e Instagram. ¡Os esperamos! 😉

No Comments

    Leave a Reply

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    A %d blogueros les gusta esto: