República Checa

Senderismo por el Parque Nacional de la Suiza Checa

13 noviembre, 2014

Las Rocas de Arenisca del Elba es una región paisajística protegida situada al norte de la República Checa. Es una de las famosas «ciudades roca» del país, y se caracteriza por la imponente Pravcická Brána o Puerta Brana. Este enorme puente de piedra natural es la estrella del Parque Nacional de la Suiza Checa.

vistas-desde-mirador-pravcicka-brana-2

Confieso que no llevábamos preparadas ninguna de las rutas que hicimos durante el viaje por la República Checa. Y no por dejadez o por un ataque de espontaneidad, sino por la falta de información que encontramos en internet y en la guía. Sin embargo, la improvisación se nos dio bastante bien y hasta nos animamos a ampliar alguna ruta in situ.

Y eso fue lo que sucedió el día que nos adentrarnos en el Parque Nacional de la Suiza Checa en busca de Pravcická Brána. Lo que en un principio iba a ser un paseo de 4 kilómetros desde Hrensko hasta el puente de piedra, se convirtió en una ruta circular de 15 kilómetros. Y aunque fue una paliza, lo cierto es que mereció muchísimo la pena.

Consejos para llegar a Pravcická Brána

Hrensko es el perfecto punto de partida. Ya sea para hacer la ruta ampliada como para un ida y vuelta a Pravcická Braná. Sin embargo, uno de los factores determinantes para empezar la ruta en un lugar o en otro, es el alojamiento. Hrensko, las aldeitas que hay alrededor o Metzi Louka son muy buenas opciones para pasar la noche.

sendero-pravcicka-brana

Nosotros nos alojamos en Janov, una de esas aldeitas a 2 kilómetros de Hrensko. Hay muy pocos aparcamientos, por lo que si decides no alojarte en este pueblo, es recomendable madrugar. Esto nos obligó a comenzar la ruta temprano y nos evitó cruzarnos con demasiada gente.

Los vigilantes del parking nos facilitaron un mapita en el que vimos que podíamos hacer una ruta circular que incluía llegar al cañón de Kamenice y atravesar los desfiladeros Edmund. Además, nos informaron que arriba de todo hay una taquilla que abre a las 10 y permite el acceso a los miradores de la famosa puerta. Un dato a tener en cuenta para no empezar la caminata a las 7 de la mañana.

mapa-hrensko-pravcicka-brana-parque-nacional-de-la-suiza-checa

Ruta hacia Pravcická Braná

Después de andar 3 kilómetros por la carretera llegamos hasta la parada de autobús Try Promeni, donde hay un desvío. Ahí es dónde se inician los 2,5 kilómetros de empinado ascenso hasta Pravcická Brána por una senda roja. No queda más remedio que cargarse de paciencia y comenzar a subir por un espeso bosque de pinos y helechos. El ambiente húmedo y fresco de las 9 de la mañana ayuda bastante a no tirar la toalla. No quiero ni imaginarme cómo sería esa subida con el sol de medio día. Desde la entrada a Hrensko (donde está la oficina de turismo) salen autobuses que te llevan a la parada Try Promeni para ahorrarte unos kilómetros extra de pateada por el pueblo.

restaurante-pravcicka-brana

Una hora y media más tarde nos encontramos frente al puente de piedra natural más grande de Europa. En uno de los laterales hay una casita con cierto aire alpino que hace de restaurante y taquilla. Nos cobraron 2€ por persona por subir varios tramos de vertiginosas escaleras y admirar no solo la Pravcická Brána desde unos cuantos metros por encima, sino la inmensidad del Parque Nacional de la Suiza Checa. Un paisaje impresionante y no apto para gente con vértigo. Obviamente también puedes optar por ver la famosa puerta de piedra desde abajo de forma gratuita. Pero ya que estás ahí, 2€ tampoco suponen un gran desembolso.

pravcicka-branavistas-desde-mirador-pravcicka-brana

Llegados a este punto, se puede continuar la ruta por el sendero rojo señalado o deshacer el camino y volver a Hrensko. Como comenté al principio, nosotros optamos por la primera opción, la de hacer la ruta circular. Por suerte, decidimos cargar la mochila con sandwiches y agua suficiente para todo el día.

camino-pravcicka-brana

Camino del cañón de Kamenice

Para continuar la ruta hay que salir por las taquillas y retroceder unos metros hasta una bifurcación. Ahí ya encontramos la señal roja que buscábamos y que indicaba 6 kilómetros hasta Metzi Louka. Así que nos pusimos nuevamente en marcha y comenzamos a bajar la montaña por un estrecho senderito. Discurrimos entre el espeso bosque durante los 6 kilómetros pertinentes por un camino forestal bajo peñones empinados y puentes colgantes. En el camino, nos encontramos bastante gente que subía hacia Pravcická Brána. 

mirador-pravcicka-brana

Por fin llegamos a Metzi Louka. Bueno, más bien a la carretera que une Metzi Louka con Hrensko donde hay una pequeña oficina de turismo y un hotel. Aquí también podíamos haber dado por finalizada la excursión y coger un autobús hasta Hrensko. Pero decidimos seguir con la idea inicial.

Cruzamos la carretera y buscamos la senda azul. Seguimos por ella unos 2 kilómetros hasta el río. Continuamos la bajada entre el espeso bosque y por esta zona sí encontramos mucha más gente. Fue un paseo muy tranquilo, llanito y bastante agradable.

canon-kamenice-pravcicka-brana

En bote por el Sendero Gabriel

Cuando llegamos al río Kamenice, continuamos por el Sendero Gabriel marcado en amarillo a lo largo del cañón hasta llegar a los embarcaderos. Al cabo de 20 minutos nos topamos con el primer embarcadero. No había ninguna barca, pero sí una familia de 4 personas que estaba esperando. Al cabo de un rato, llegó una barquilla que nos recogió a los 6 por 120CZK cada uno. No hay opción de ir andando, porque el sendero se corta y el río está delimitado por las altas paredes del cañón. El trayecto duró cerca de 10 minutos y en ese tiempo el barquero dedicó todo tipo de chistes en checo a la familia que venía con nosotros. Suponemos que eran chistes porque no pararon de reír en todo el viaje.

rio-kamenice-pravcicka-brana-2

Desembarcamos y continuamos la senda amarilla otros 20 minutos. En este tramo empezamos a encontrarnos a mucha más gente. A medio camino hay una bifurcación que lleva a la carretera. Esta es una buena opción si quieres coger el autobús hacia Hrensko o Metzi Louka, o para seguir la caminata por el asfalto y ahorrarte pagar el bote.

Decidimos seguir por el Sendero Gabriel cruzando varios túneles y galerías rocosas hasta llegar al segundo bote. Aquí tuvimos que hacer cola. Con lo bien que habíamos estado el resto del día cruzándonos con algunos senderistas. Esta vez fueron 160CZK por persona. El barquero, muy simpático, nos fue indicando cómo las rocas del cañón formaban caras, animales, y cualquier cosa que se le ocurriera. Como éramos los únicos que no nos reíamos con sus chascarrillos, decidió desempolvar su inglés y traducir algunas palabras como rana, cara de indio o serpiente. Llegamos navegando hasta el desfiladero Edmund, donde el barquero nos mostró un pequeño salto de agua.

rio-kamenice-pravcicka-brana

5 horas nos llevó completar esta interesante y muy recomendable ruta circular por el Parque Nacional de la Suiza Checa. ¿Os animáis a hacerla en vuestro próximo viaje a la República Checa?

Recordad que también podéis seguirnos a través de Facebook, Twitter e Instagram. ¡Os esperamos! 😉

Continúa organizando tu viaje por la República Checa:

Itinerario: República Checa 2014

Carta a Praga, la ciudad prometida

Sendero Cinibulka en la Reserva Natural de Kokořínsko

El encanto de las ciudades rocas de Adrspach-Teplice

Un paseo por Olomouc y sus alrededores

7 lugares imprescindibles para conocer Brno

Consejos para visitar el Karst de Moravia

El castillo de Karlštejn, excursión en el día desde Praga

Cesky Krumlov, una Praga en miniatura

El osario de Sedlec, una verdadera obra de arte sacra

3 Comments

  • Reply
    Inazio
    3 agosto, 2019 at 23:48

    Hola Marta.
    He leido tu blog y me han surgido ciertas dudas. Nosotros somos una famila con una niña de 2 años y medio y me gustaria saber si el recorrido es apto para que lo podamos hacer con nuestra hija o de lo contrario la senda es demasiado peligrosa.

    • Reply
      Marta Aguilera
      4 agosto, 2019 at 9:16

      Hola! Si lleváis a la niña en mochila, no es nada peligroso. Si estáis acostumbrados al senderismo, os gustará.

  • Reply
    debocados » Blog Archive Praga "a tiro de piedra" - debocados
    25 mayo, 2015 at 12:57

    […] Praga no es el único tesoro de la República Checa. La llamada Suiza Checa, uno de los 4 parques nacionales que tiene este país esconde una naturaleza fantástica donde […]

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: