Inglaterra

Liverpool, hay vida más allá de The Beatles

4 marzo, 2013

Que Liverpool no ha cortado, ni va a hacerlo jamás, su cordón umbilical con The Beatles es algo que debe quedarnos muy claro a la hora de visitar esta ciudad. Pero tranquilos, hay vida más allá del rock, y para demostrarlo hemos preparado esta pequeña ruta, ¿nos acompañáis?

panoramica-liverpool-inglaterra2

Las catedrales de Liverpool

Empezamos por sus dos catedrales, que lejos de llamar la atención por los siglos de historia que pesan sobre sus muros o por esa tradicional arquitectura a la que nos tienen acostumbrados por Europa, lo hacen por la modernez estructural de una, bien alejada de la belleza clásica tal y como la conocemos; y por la inmensidad y espacio de recreo de la otra, más propio de un mercado que de una catedral.

Las catedrales Metropolitana y Anglicana son dos arquitecturas del siglo XX radicalmente opuestas entre sí. La primera y más antigua destila vanguardismo e innovación, y la segunda y más moderna basa su estructura en el neogótico. Dos estilos bien distintos y separados por pocos metros de distancia es quizá lo que hizo que adorara ambos edificios. Porque lejos de espantarme, a mí me encantaron. Será que estoy perdiendo el sentido del gusto o que realmente nunca lo tuve muy fino.

Catedral Metropolitana del Cristo Rey

A pesar de que las obras de este templo católico se alargaron durante cinco años, de 1962 a 1967, lo cierto es que la idea de construir una catedral comenzó en 1850 tras la hambruna de la patata que asoló Irlanda en 1847 y que obligó a muchos irlandeses a emigrar hacia Inglaterra. Por este motivo, la población católica del país vecino aumentó considerablemente y se vio la necesidad de edificar una catedral. Se encargó su diseño a Edward Welby Pugin, pero la falta de fondos obligó a detener las obras cuando solo se había construido la capilla, que sirvió de iglesia para el culto católico hasta su demolición en 1980.

catedral-metropolitana-liverpool-inglaterra2

En 1930 hubo un nuevo intento por parte de Sir Edwin Lutyens, que diseñó la que sería la segunda iglesia más grande de Europa y cuya cúpula sería la más grande del mundo con 51 metros de diámetro, frente a los 42 metros de la de San Pedro del Vaticano. Pero la llegada de la II Guerra Mundial en 1939 y los altos costes que acarreó, obligaron a parar la construcción. Solo se terminó la cripta. Y por fin, en 1962, comenzaron las obras de la Catedral Metropolitana de la mano del arquitecto Frederick Gibberd.

La arquitectura de esta catedral llama especialmente la atención por su forma piramidal, sostenida por 16 arcos arbotantes coronados por pináculos que dan forma a la torre-campanario.

catedral-metropolitana-liverpool-inglaterra

Su interior tampoco tiene desperdicio, pues se aleja nuevamente de los cánones preestablecidos de cómo debe ser o, más bien, cómo suele ser una catedral católica. Su planta es circular en lugar de en cruz latina por lo que el altar y el púlpito se sitúan en el centro del círculo. A lo largo del perímetro del edificio se sitúan 13 capillas para la oración privada. La catedral, con capacidad para 2.300 personas, está decorada con vidrieras en tres colores, amarillo, azul y rojo que representan la Trinidad. Cuando el día es soleado dejan pasar la luz de tal forma que es un verdadero espectáculo de luces el que se puede ver ahí dentro. La mala suerte hizo que el día que fuimos estuviera nublado, pero un amigo que vive allí nos enseñó una foto como prueba.

interior-catedral-metropolitana-liverpool-inglaterra2interior-catedral-metropolitana-liverpool-inglaterra

Catedral Anglicana

Aunque comenzó a construirse en 1904, no se dio por concluida hasta 1978. Está enorme catedral neogótica de arenisca roja, obra del arquitecto Giles Gilbert Scott, es considerada la más grande todo Reino Unido y la quinta más grande del mundo.

catedral-anglicana-liverpool-inglaterra

El interior de la catedral anglicana es impresionante: columnas macizas, arcos de crucería, preciosas vidrieras de colores, varios altares, un enorme órgano… hasta una tienda de regalos, una cafetería, un restaurante y una inscripción en luces de neón rosas que dice «I felt you and I knew you loved me» (Te siento y sé que me quieres). Está claro quiénes son los católicos más modernos, ¿o no? 😉

interior-catedral-anglicana-liverpool-inglaterra2

Otro de los motivos de su visita obligada, además de por sus enormes dimensiones y su espectacular interior, es por las increíbles panorámicas que se pueden disfrutar desde el campanario. Los 101 metros que lo separan del suelo lo convierten en el más alto del mundo y nos permiten disfrutar de unas preciosas vistas de la ciudad de Liverpool, el río Mersey o los montes Peninos si la claridad del día lo permite. Arriba hay un amable hombrecillo en una garita que se ofrece a darte todo tipo de explicaciones sobre las vistas.

panoramica-liverpool-inglaterra3

Nos hizo mucha gracia que antes de subir nos facilitaran una hoja con las instrucciones sobre cómo llegar al campanario: coger dos ascensores y subir a pie un tramo pequeño de escaleras. He visto explicaciones menos detalladas en los muebles de IKEA, la verdad. En uno de los ascensores había un cartel en el que ponía «Tweet from the Tower» animándote a hacer una foto de las vistas y subirla a twitter con su correspondiente mención a @LivCathedral y bajo el hashtag #tweetfromthetower. Ya os dije que estos anglicanos eran unos modernos.

mochilo-catedral-anglicana-liverpool-inglaterrapanoramica-liverpool-inglaterra

Ambas catedrales están conectadas por Hope St., una tranquila calle residencial donde se encuentra el Philarmonic Dinning Room, uno de los pubs más antiguos de Liverpool. Este edificio victoriano de 1858, conocido cariñosamente como «The Phil», es considerado una joya de la arquitectura de Liverpool además de por su fachada, por su puerta de entrada de estilo Art Nouveau y por su precioso interior revestido de madera, por sus suelos de mosaico, las vidrieras de colores y los baños de mármol (solo el de caballeros). Es el lugar perfecto para saborear una pinta al más puro estilo inglés en uno de esos butacones al lado de la chimenea que hay en varios de sus salones. Se dice que The Beatles solían frecuentarlo antes de que la fama se les echara encima.

Philarmonic-Dinning-Room-liverpool-inglaterra2

La siguiente parada en nuestro recorrido es Chinatown y su famoso arco de 50 metros de altura construido en Shangai. Se dice que es el más grande fuera de las fronteras chinas. La amenaza de lluvia no nos permitió aventurarnos por el barrio, pero por lo poco que vimos parecía bastante muerto. Eso sí, el arco es impresionante y precioso.

china-town-liverpool-inglaterrachina-town-liverpool-inglaterra2

Si continuamos hacia el centro de la ciudad, nos topamos con St. Lukes church. Una preciosa iglesia bombardeada durante la II Guerra Mundial que nunca fue reconstruida. Actualmente, sin techo y medio en ruinas, sirve como centro cultural donde se organizan espectáculos y performances. Para entrar es obligatorio firmar un documento en el que te haces responsable de lo que pueda sucederte dentro. Porque aunque desde fuera luce perfecta, si te asomas ves que su interior está completamente en ruinas.

saint-lukes-church-liverpool-inglaterra2saint-lukes-church-liverpool-inglaterra

Y para terminar nuestro recorrido por la ciudad inglesa, no podemos olvidarnos del famoso Albert Dock. Este viejo almacén portuario de mediados del siglo XIX es una una combinación perfecta de cultura, gastronomía y comercio. En él se congrega la mayor oferta artística de la ciudad con museos como la Tate Liverpool, el Beatles Store del que hablamos anteriormente en el blog, el Merseyside Maritime Museum y el International Slavery Museum. Todos ellos, excepto el de The Beatles, son gratuitos.

albert-dock-liverpool-inglaterra

A pocos metros se encuentran las 3 Gracias, las construcciones más emblemáticos del Pier Head. Estos tres edificios señoriales que se alzan majestuosos sobre la orilla del río Mersey nada tienen que ver con lo que les rodea.

royal-liver-building-liverpool-inglaterracunard-building-liverpool-inglaterraPort-Liverpool-Building-inglaterra

Por último y ya termino, lo prometo, no quería dejar de mencionar un barrio o zona que nos gustó bastante: Lark Lane. Está como a 10 minutos en taxi del centro y aunque solo fuimos a cenar, nos encantó el ambiente bohemio que se respiraba. Muchos restaurantes y bares, tiendas, gente joven, música… Bastante recomendable si se quiere huir un poco del ajetreo del centro y conectar un poco más con los lugareños.

¿Dónde nos alojamos? En Hatters Hostel que está como en el centro de todo, exactamente a 10 minutos de la zona del Albert Dock, de The Cavern y Matthew St., y de las catedrales. ¡Ah! y a menos de 5 minutos de donde te deja el autobús que va al aeropuerto. Justo cuando ya nos íbamos descubrimos que era una Asociación de Hombres Jóvenes Cristianos de Liverpool por una inscripción que hay en su fachada. Lo cierto es que el edificio es precioso, ¿no os parece?

hatters-hostel-liverpool-inglaterra

Recordad que podéis seguir el blog a través de FacebookTwitter e Instagram. ¡Os esperamos viajeros! 😉

Si os apetece seguir descubriendo Liverpool conmigo, no os perdáis la ruta sobre The Beatles que publiqué.

17 Comments

  • Reply
    Angie Castells | Más Edimburgo
    3 noviembre, 2013 at 23:40

    Muy buen post! Nosotros también nos alojamos en el Hatters y nuestra habitación tenía vistas a la Catedral Metropolitana, el primer día que pasé las cortinas y la vi me recordó a una nave alienígena… o algo parecido. Me gustó mucho la zona del río y toda la zona comercial, además de historia, también es una ciudad muy moderna y con un ambiente cultural muy animado. Me encantaría volver 🙂

    Un saludo!

  • Reply
    El Guisante Verde Project
    13 marzo, 2013 at 13:33

    Decía, antes de que el monstruo de los comentarios se lo comiera, que a menudo muchos lugares son conocios únicamente por un hecho histórico, un monumento, un grupo musical… y que eclipsan todo lo demás. ¡Afortunadamente, están los blogs para enseñarnos que no es así!
    Es el caso de Liverpool, porque ya hemos leído varios post que nos han dejado buen sabor de boca y ganas de visitarlo. 😉

  • Reply
    Elena
    11 marzo, 2013 at 18:02

    Me apunto la ruta por si puedo escaparme un fin de semana… me apunto también la playa de Alfonso, me han encantado esas estatuas!

    Besos

    • Reply
      Marta Aguilera
      12 marzo, 2013 at 9:59

      Sí sí!! Tienes que ir Elena!! Y la playa me parece un sitio genial!! Cuando vi las fotos… jajaja, ahora que con la marea alta y sin saber que existen te puedes dar algún sustito jiji 😉
      Gracias por pasarte!! Un beso!!

  • Reply
    missmadaboutravel
    11 marzo, 2013 at 0:13

    Una ruta muy interesante y perfecta para descubrir Liverpool más allá de los Beatles! Tomo nota para el día que pueda ir… por cierto, a mi la catedral primera, tan moderna no me acaba de gustar… ¿Por qué será que me gustan tanto los edificios viejunos? 😉

    • Reply
      Marta Aguilera
      11 marzo, 2013 at 9:47

      Jajaja, sí, entiendo que no te guste!! Es una ciudad ideal para pasar un fin de semana 😉 Un abrazo guapa!

      • Reply
        missmadaboutravel
        11 marzo, 2013 at 13:31

        Y además hay vuelos baratos! La iglesia me recordó bastante a la de Guadalupe en México, que es tan sumamente moderna que no se… a mi me gustan más rústicas, más de piedra, oscuras, con vidrieras antiguas y el olor al polvo del tiempo… 😉

  • Reply
    Artabria
    5 marzo, 2013 at 18:30

    Nunca he estado, pero por lo que parece tiene muchas que ofrecer y grandes rincones que descubrir y, por supuesto, mucho más allá de The Beatles 😀

    • Reply
      Marta Aguilera
      5 marzo, 2013 at 19:25

      Jaja!! Sí!! No todo son los Beatles 😉 Aunque la fama… Es lo que tiene!! Es una ciudad bastante recomendable, la verdad.

  • Reply
    Equipatge de mà
    5 marzo, 2013 at 17:34

    Nosotros cuando fuimos a Liverpool también nos alojamos en el Hatters Hostel! Cómo dices, su localización es inmejorable!

    David y Laura

  • Reply
    Arol
    5 marzo, 2013 at 14:58

    Junto a la catedral Anglicana se encuentra un pequeño cementerio (está abajo a la entrada) y parece extraño pero es uno de mis sitios preferidos.
    Liverpool es una ciudad espectacular y por más que soy un enfermo de The Beatles creo que esta ciudad se merece mucho la pena con o sin ellos 😉

    • Reply
      Marta Aguilera
      5 marzo, 2013 at 15:53

      Sí!! Lo vimos un poco por encima pero las prisas no son buenas nunca!! Quedaron muchas cosas pendientes, ¡¡como siempre!!
      Gracias por pasarte Arol!! Un abrazo

  • Reply
    Alfonso (the world thru my eyes)
    5 marzo, 2013 at 13:43

    Liverpool más allá de los Beatles ?? jajaja … como te dije en un post anterior … aunque inglaterra atribuye la actual existencia de Liverpool a los Beatles es cierto que la ciudad es una gran y bonita ciudad …

    Y como dije también, he pasado mucho tiempo allí por cuestiones de trabajo y … hay un rincón … alucinante que nadie conoce o nadie va, es la playa de Crosby, … Crosby Beach … (os recomiendo buscar en google imágenes) … un lugar alucinante sobretodo con marea alta … da miedo … pero es precioso …

    Un saludo!

    • Reply
      Marta Aguilera
      5 marzo, 2013 at 13:57

      Jajajaja!! A mí me encantó la ciudad!! Más allá del fenómeno beatle tiene un montón de cosas que la hacen un destino perfecto para una escapadita. Qué pena no haber sabido antes lo de la playa de Crosby. Menuda pasada lo de las estatuas en la playa!
      Gracias por pasarte Alfonso!! =)

      • Reply
        Manuela Sanchez
        10 marzo, 2013 at 18:54

        Me gusta tu blog y Londres , aun más los Beatles.
        ¡ Enhorabuena!!

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: