plan d'aiguallut
Aragón España Pirineo Aragonés

Forau d’Aiguallut, la sima mágica del valle de Benasque

24 noviembre, 2021

El Forau d’Aiguallut es uno de los rincones más populares y bonitos del valle de Benasque. Un lugar mágico e imprescindible si visitas la parte más oriental del Pirineo aragonés. Da igual que seas un experto montañero o más urbanita que el asfalto, no puedes irte de Benasque sin conocer una de las joyas de su corona.

La ruta para llegar hasta el Forau d’Aiguallut es muy sencilla y lo mejor es que se puede complicar y alargar tanto como quieras. Todo dependerá de tu forma física, de las ganas que tengas y del tiempo del que dispongas. Pero lo que está claro es que vas a disfrutar muchísimo de esta excursión al Forau d’Aiguallut.

amigos en el Forau d'Aiguallut
Equipo de aventureros

Pero antes de nada, vamos a ver cuáles son las mejores opciones de alojamiento. Mi consejo es que te quedes en Benasque, el pueblo más grande del valle y el que le da nombre. Es una localidad preciosa, con mucha vida y con muy buenas opciones hoteles y hosteleras. Otra buena opción, sobre todo si vas en invierno y tienes intención de esquiar, es Cerler. Te recuerdo que si reservas tu alojamiento desde este link, me ayudas a seguir creando contenido😊

Qué es el Forau d’Aiguallut

Este asombroso lugar es una sima por la que desaparecen las gélidas aguas del río Ésera, que provienen del glaciar del Aneto. Lo más sorprendente es que las aguas vuelven a resurgir en forma de cascada en Uelhs deth Joeu (Ojos del Diablo), en el vecino Val d’Aran. En este punto se mezclan con el río Joeu y acaban uniéndose al famoso Garona, cuyo curso finaliza en Burdeos y desemboca en el océano Atlántico.

forau d'aiguallut
Forau d’Aiguallut

El misterio del Forau d’Aiguallut se resolvió en 1931 gracias a un equipo de geólogos y espeleólogos franceses. Decidieron verter en la sima 60 kg de fluoresceína, un colorante que tiñó el agua de verde, para poder comprobar por dónde resurgía. Lo hizo a 4 km de distancia, en Uelhs deth Joeu, en Artiga de Lin en el Val d’Aran. (Fuente: Mágicos Pirineos).

Rutas al Forau d’Aiguallut

En este artículo te voy a proponer tres alternativas de ruta para que puedas decidir cuál es la que mejor se adapta a tus necesidades. Las tres tienen el mismo punto de inicio: La Besurta, y lo bueno es que puedes elegir sobre la marcha alargarlas o acortarlas en función de tus ganas.

Si viajas al extranjero, no te olvides de hacerlo con un seguro de viaje internacional. Con La Mochila de Mamá tienes un descuento del 5% con MONDO si contratas tu seguro desde aquí. ¡Aprovéchalo!

Estas preciosas rutas tienen un objetivo común: llegar hasta el Plan de Aiguallut, una inmensa pradera desde donde hay unas vistas estupendas del Aneto (3.404 m) y su glaciar. Aquí se puede ver como las aguas del deshielo del glaciar caen en forma de cascada hasta el Plan d’Aiguallut. Aquí nace el río Ésera que serpentea por la pradera creando meandros hasta volver a caer estrepitosamente por la cascada de Aiguallut y desaparecer en la sima.

Cómo llegar a La Besurta

Llegar hasta aquí es muy sencillo: sigue la carretera A-139 desde Benasque en dirección a los Llanos del Hospital u Hospital de Benasque. Durante los meses de verano, el acceso en vehículo particular está prohibido por lo que deberás dejar el coche en el aparcamiento de El Vado. Desde este punto salen autobuses hacia La Besurta. El resto del año, el acceso está permitido. Para más información, horarios y precios, consulta en la oficina de turismo de Benasque.

Cascada Plan d'Aiguallut
Cascada del Plan d’Aiguallut

1. Ruta: La Besurta – Forau d’Aiguallut

Es la opción más popular y sencilla de conocer este precioso enclave del valle de Benasque. El camino está muy bien señalizado y aunque tiene un tramo con un poco más de desnivel, es la oportunidad perfecta para disfrutar de esta zona.

Ficha técnica de la ruta
  • Tipo de ruta: Lineal
  • Distancia: 6 km
  • Desnivel: 250 m
  • Tiempo estimado: 2 horas
  • Dificultad: Fácil
  • Track de Wikiloc

El sendero sale de La Besurta, cruza un pequeño río por un puente y sube hasta un cruce de caminos: por un lado hacia el refugio de La Renclusa y otro hacia el Forau d’Aiguallut. En esta ruta seguiremos el camino hacia Aiguallut. En este punto comienza el ascenso y la parte más complicada de la caminata.

Plan d'Aiguallut
Plan d’Aiguallut

En apenas una hora llegarás al Forau d’Aiguallut, donde podrás asomarte para ver por dónde desaparece el agua del río Ésera. El camino continúa dejando el río a mano derecha y llega hasta la cascada de Aiguallut. Justo aquí comienza la enorme pradera del Plan d’Aiguallut.

Cascada Aiguallut
Cascada d’Aiguallut

Cruza la pradera por la margen izquierda de los meandros, disfruta de las preciosas vistas del Aneto y su glaciar, y ve hasta el fondo del valle. Aquí encontrarás otra cascada, un puente y un paraje impresionante. Para mí, el lugar perfecto para hacer un descanso y disfrutar del entorno.

2. Ruta: La Besurta – refugio e ibón de La Renclusa – Forau d’Aiguallut

Esta alternativa, además de ser un poco más larga, pasa por dos lugares muy míticos del valle de Benasque: el refugio de La Renclusa, el más popular y utilizado del Pirineo porque su estratégica localización sirve de base para subir al Aneto, el pico más alto de la cordillera, y el Forau d’Aiguallut. Esta es la opción perfecta si la ruta convencional se te queda corta.

Ficha técnica de la ruta
  • Tipo de ruta: Circular
  • Distancia: 8 km
  • Desnivel: 578 m
  • Tiempo estimado: 3,5 horas
  • Dificultad: Moderada
  • Track de Wikiloc

Al igual que en la otra excursión, el camino comienza en La Besurta hasta el cruce de caminos. Como es una ruta circular, da igual por donde empieces. Nosotros preferimos subir primero al refugio de La Renclusa. Es un kilómetro de subida progresiva en zig zag con unas vistas estupendas a la vertiente norte del valle de Benasque.

refugio de La Renclusa
Refugio de La Renclusa

Para llegar hasta el ibón de Paderna o de La Renclusa, hay que remontar el arroyo que hay frente al refugio. El camino no está bien marcado, así que aconsejo llevar descargado el track para no perderse. Tras cruzar un puente de madera, se llega a una laguna pero aún hay que subir un poco más hasta llegar al precioso ibón de La Renclusa.

vistas del Plan d'Aiguallut
Vistas del Plan d’Aiguallut

Para volver al refugio y continuar la ruta hasta el Plan d’Aiguallut, debemos regresar por el mismo camino. Dejando el refugio a mano izquierda, seguimos el sendero en zig zag hasta alcanzar el collado de La Renclusa. Desde aquí hay una vista muy bonita del pico Paderna y el Torrente del Alba. Toca descender por un sendero que va cortando la ladera y que regala unas vistas del Plan d’Aiguallut espectaculares. Si miras a tu derecha, verás el Aneto.

Cuando llegues abajo, te aconsejo que des la vuelta a la pradera, te acerques hasta la pequeña cascada y busques un sitio tranquilo para descansar y contemplar la grandiosidad del entorno. Aunque es una ruta muy popular, por suerte la pradera es tan grande que podrás disfrutarla en soledad.

Plan d'Aiguallut
Plan d’Aiguallut

Toca emprender el camino de vuelta. Esta vez seguiremos el curso de los meandros surcados por el río Ésera hasta la cascada de Aiguallut y desde ahí llegaremos al Forau. El camino hasta La Besurta es de bajada y no tiene ninguna pérdida.

3. Ruta: prolongación hasta el ibón Coll de Toro

Si aún así te siguen quedando ganas de seguir disfrutando del entorno y de hacer algunos kilómetros más, mi consejo es que te acerques hasta el ibón Coll de Toro. La ruta sale del Plan de Aiguallut y está muy bien señalizada, así que no tiene ninguna pérdida.

Ficha técnica de la ruta
  • Tipo de ruta: Circular
  • Distancia: 13 km
  • Desnivel: 646 m
  • Tiempo estimado: 5 horas
  • Dificultad: Moderada
  • Track de Wikiloc

Esta excursión es una prolongación del paseo hasta el Forau d’Aiguallut y estoy segura de que no te decepcionará. El ibón de Coll de Toro es otro de los lugares más visitados del valle de Benasque y desde su posición también hay unas vistas excelentes del Aneto y su glaciar. Se encuentra en lo alto del collado de Toro (de ahí su nombre) y justo al otro lado se puede ver el valle de La Artiga de Lin, en la provincia de Lleida.

Plan d'Aiguallut
Plan d’Aiguallut

¿Qué te han parecido estas tres rutas? Lo que más me gusta de ellas es que puedes empezar con la intención de hacer la más corta, venirte arriba y terminar haciendo la más larga. El plan perfecto para los más indecisos o a los que les gusta decidir sobre la marcha. Eso sí, procura llevar siempre agua suficiente por si acaso.

Más artículos para visitar el Pirineo Aragonés

Recuerda que también puedes seguirme a través de FacebookTwitter e Instagram. ¡Te espero!

No Comments

    Leave a Reply

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.