Inglaterra

Fin de semana en Londres: Notting Hill, South Bank y Shoreditch

13 septiembre, 2018

Londres está en mi top 3 de ciudades europeas favoritas. Es un destino que, aunque haya estado cuatro veces, no descarto nunca cuando planeo una escapada de fin de semana. Hay tantas cosas por ver y hacer en la capital inglesa, que podría volver 1.000 veces más y no me cansaría. Mercadillos, restaurantes, street art, museos, festivales, parques, tiendas… ¡hay planes para todos los gustos!

Sin embargo, tratar de conocer Londres en un fin de semana es ser muy optimista. Si ya es difícil descubrir una ciudad en apenas dos días, ¡la capital inglesa es prácticamente imposible! Hay tantas cosas que hacer y que ver, que necesitas al menos una semana para llegar a conocerla un poco. Por eso te propongo un plan bastante más terrenal si solo vas a pasar un fin de semana en Londres.


Si viajas al extranjero, no te olvides de hacerlo con un seguro de viaje internacional. Desde La Mochila de Mamá tenemos un descuento del 20% con Intermundial si contratas tu seguro desde aquí y utilizas el código MOCHILAMAMA. ¡Aprovéchalo!

Guía para un fin de semana en Londres

Si vienes buscando información sobre el Big Ben, el Buckingham Palace o la Torre de Londres, lamento decirte que no estás en el sitio adecuado. Si por el contrario te apetece salirte un poco de las rutas marcadas y conocer otras zonas no tan céntricas (pero sí muy interesantes) de Londres, ¡sigue leyendo!

Notting Hill: mercadillo de Portobello y casas de colores

Tranquilo y residencial, es uno de los barrios con más encanto y color de la capital británica. Y aunque siempre ha sido un must de esta ciudad, se popularizó muchísimo con el estreno de Notting Hill, protagonizada por Julia Roberts y Hugh Grant. Cada día se llena de turistas que acuden en busca de las localizaciones de la película: la esquina donde se chocan, la puerta azul de la casa del protagonista, la librería en la que trabaja, el jardín donde tienen la cita… Así que si eres un friki del cine o simplemente te gustó la película, ¡no dudes en buscarlas!

Nosotros no teníamos intención de ir a la caza de estos lugares, pero nos topamos con dos de ellos de pura casualidad. Además de que son los más reconocibles, había bastante gente haciéndose fotos (blanco y en botella, ¿no?). La puerta azul está en el 280 Westbourne Park Road, pero ya no tiene las columnas pintadas de azul. la librería en la que está basada la de la película está en el 13-15 de Blenheim Crescent. 

El mejor día para disfrutar del ambiente de Notting Hill es el sábado. Es cuando se celebra el mercadillo de Portobello a lo largo de la calle que le da nombre. Pero también es el día que más congestionado y lleno de turistas está el barrio. Aún así, creo que merece la pena curiosear por los puestos, picar algo en los de comida y disfrutar de los artistas callejeros que puedes encontrar casi en cada esquina.

Confieso que me fascinan los mews de Londres. Estos callejones están por toda la ciudad y suelen esconder grandes tesoros como murales, patios y fachadas bonitos y muy cuidados… ¡Una maravilla! En Notting Hill encontramos varios: Codrington mews y St. Lukes mews. En el primero está uno de los graffitis más famosos de Londres: la X. Si eres fan del grupo londinense The XX (como yo), reconocerás en él la portada de su segundo álbum «Coexist».

St. Lukes es un callejón más bonito pero sin la gracia del street art. Fachadas muy cuidadas, armonía de colores y bastante gente haciéndose fotos. Es verdad que es más llamativo estéticamente que Codrington, pero este último tiene la gracia de que al torcer una esquina te encuentras con ¡la archiconocida X!

Terminamos nuestro recorrido por Notting Hill imaginando quién vivirá en esas casitas de colores tan monas que encontramos por Uxbridge St. y las calles de alrededor. Un paseo más que recomendable para salir del bullicio de Portobello y soñar en cuál de todas te gustaría vivir.

South Bank: un paseo a orillas del Támesis

Es, sin lugar a dudas, una de las zonas más animadas de Londres. Aquí podemos encontrar exposiciones gratuitas, festivales y eventos de todo tipo. Se extiende a lo largo de la ribera sur del Támesis, desde el puente de Westminster hasta el Millenium Bridge. Desde aquí hay, además, unas vistas estupendas del famoso Big Ben y el Parlamento.

En este largo y agradable paseo encontramos algunas de las principales atracciones de la ciudad como el London Eye, la Tate Modern Gallery, el Shakespeare Globe, la Oxo Tower, el teatro Nacional o el Southbank Center. Este último es un importante centro cultural con multitud de actividades, talleres y eventos. Se fundó en 1951 para el Festival de Gran Bretaña, y desde entonces se ha convertido en el lugar perfecto para celebrar festivales de música o cine tanto en su interior como en el exterior. También tiene un espacio dedicado a restaurantes, tiendas y cafeterías. ¡Muy recomendable!

En verano, South Bank se llena de artistas callejeros. Cantantes, malabaristas, bailarines, magos… se apropian de este lado del Támesis para entretener a turistas y locales, y, porqué no, sacarse unas libras. También hay una pista de skate donde suele haber bastante gente haciendo piruetas. Desde luego es un paseo de lo más entretenido por el corazón cultural de la ciudad.

En esta zona también está Leake street, el túnel donde empezó Banksy. Está un poco escondido pero es muy curioso de ver, sobre todo si tienes suerte y hay algún artista enfrascado en su obra. Aviso de que es un túnel oscuro y no es la mejor muestra del street art londinense.

Uno de los secretos mejor guardados de este agradable paseo por la ribera del río, es el mirador de la Tate Modern. La entrada al museo es gratuita y subir a la cafetería para disfrutar de unas bonitas vistas de Londres, también. Puede que sea el café más caro de tu vida, pero tomarlo frente a la catedral de St. Paul y el Millenial bridge, ¡merece la pena!

Shoreditch: mercadillos y ‘street art’

¿Qué necesita un barrio para ser cool? Barbudos, tocando música indie, tiendas vintage, mercadillos, street food, tobillos al aire, grafittis, alquileres por las nubes y colas en Beigel Bake. ¡Ah! Y hipsters, ¡muchos hipsters! Así es Shoredicth, el corazón del moderneo londinense.

Los mayores reclamos de este barrio son los mercadillos, los almacenes reconvertidos en tiendas, cines y cafés, y, por supuesto, el street art que inunda las calles. Y aunque hay rutas guiadas por los mejores murales, nosotros decidimos descubrirlos por nuestra cuenta. Turville St., Redchurch St., Great Eastern St., Ebor St. o Rivington St. son algunas de las que acogen los mejores. Mi recomendación es que te pongas unas zapatillas cómodas y salgas a descubrir todo lo que esta zona puede ofrecer.

Otras paradas interesantes en este paseo por el barrio más trendy de Londres:

  1. Village Underground. Es un antiguo almacén reconvertido en espacio multiusos. Está en pleno corazón de Shoreditch y acoge todo tipo de eventos: conciertos, exposiciones, night clubbing… Si estás pensando pasar por aquí, ¡echa un vistazo a su agenda! Reconocerás este lugar porque en su azotea hay dos vagones de tren. Está en 54 Holywell Lane.
  2. Barber & Parlour. Es otro viejo almacén en el que conviven tiendas, un restaurante y tienda ecológicos y un Electric Cinema (hay otro en Notting Hill). Está en 64-66 Redchurch Street y es el lugar perfecto para tomar un descanso.
  3. Boxpark. Es un espacio construido a partir de contenedores de envío que acoge tiendas de ropa, decoración, restaurantes… Está en 2-10 Bethnal Green Rd, y aunque hay otros dos más en Londres, este es el primero que se abrió.

Muévete por Londres de forma inteligente

La capital británica es bastante grande, por lo que querer abarcarla a pie puede ser una locura. Ten por seguro que vas a necesitar coger el metro o el autobús en algún momento. Sobre todo para ir de un barrio a otro. Así que si quieres disfrutar de tu fin de semana en Londres, te recomiendo encarecidamente que te saques la Oyster. Es la forma más cómoda, rápida y barata de moverse por la capital británica.

  • Es unipersonal, es decir, solo válida para una persona por trayecto. Así que si viajáis varios a Londres, cada uno tendrá que sacar su propia Oyster.
  • Se puede comprar (5£) y recargar en cualquier estación de metro.
  • Es válida para metro, autobús y tranvía.
  • El precio es relativo: depende de la zona en la que te muevas, del horario y del transporte que cojas.
  • Tiene tres modalidades de pago:
    • Por viajes (pay as you go). Compensa si vas a estar menos de una semana.
    • Abono (travelcard). Recomendado si vas a estar más de una semana.
    • Bus y tranvía.
  • Otras variantes a tener en cuenta a la hora de elegir qué tipo de pago te interesa más:
    • Según la zona. La 1 y 2 son las más céntricas y el precio va subiendo hasta la zona 9.
    • Según el horario. Es más caro coger el transporte público en hora punta que en otro momento.
    • Según el transporte. El bus y el tranvía tienen el mismo precio independientemente de la hora que lo cojas o la zona a la que vayas.
  • La Oyster tiene un límite diario y varía según el transporte que utilices. ¿Qué significa esto? Que cuando llegas a ese límite el resto del día viajas gratis. ¡Es un chollo! Esto se conoce como Daily Laps.
  • No te olvides de pasar tu tarjeta por el lector amarillo que hay en los accesos del metro. Hay que hacerlo a la entrada y a la salida para que pueda calcular el precio exacto de tu recorrido. En caso de no hacerlo, te penalizan cobrándote la tarifa más alta.

Hasta aquí ha llegado este fin de semana en Londres por tres barrios muy distintos entre sí. Tres zonas llenas de vida que merecen mucho la pena ser visitadas. ¿Qué otros barrios londinenses me recomiendas? ¡Déjamelo en comentarios! 😉

Recordad que también podéis seguir las andanzas del blog a través de FacebookTwitter e Instagram ¡Os esperamos viajeros!

Viaje en colaboración Turismo de Gran Bretaña. Todas las opiniones vertidas son mías y totalmente honestas.

Sigue leyendo sobre otros atractivos de Londres:

Londres en tres pasos

You Might Also Like...

No Comments

    Leave a Reply

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    A %d blogueros les gusta esto: