Eslovenia

Eslovenia (I). La magia del Lago Bled

18 marzo, 2013

Nos habían hablado maravillas de Eslovenia, así que decidimos incluirla en nuestra pequeña ruta balcánica. Tuvimos que hacer un poco de encaje de bolillos y prescindir de algunos lugares si queríamos visitar Bled y Ljubljana sin alterar nuestra cita en el puente Mostar.

lago-bled-eslovenia

Vista del Castillo Bled desde el lago

Sabíamos que nos iba a tocar madrugar pues hay una buena tiradita desde el norte de Croacia (estábamos más o menos a la altura de la isla de Rab) hasta Bled, así que decidimos buscar alojamiento lo más al norte posible. No recuerdo dónde paramos al final pero sería en algún alojamiento de carretera abierto y con camas disponibles a las 12 de la noche o así. Esto es algo que me perturbó bastante: cada vez era más tarde y nosotros seguíamos carretera hacia arriba sin destino y sin un lugar donde pasar la noche. Pero esa tensión no debió hacer mucha mella en mí porque al final nos vimos en esa misma situación casi todos los días.

lago-bled-eslovenia02

Preciosa Isla de Bled en mitad del lago

Después de 3 horas de viaje y una hora de atasco a la entrada a la ciudad, por fin llegamos a Bled. Recomendación número uno: si vais por la zona en verano, evitad subir al lago en fin de semana o festivos sino queréis comprobar que los eslovenos también tienen su puntito dominguero.

Más allá de atascos, del calor sofocante (sí amigos, estábamos al lado de los Alpes pero la temperatura no bajaba de los 35º) y vueltas varias para aparcar el coche, ¡el lago Bled es precioso! Este lago de origen glaciar es de un azul increíble y está coronado por un castillo que regala unas panorámicas maravillosas de la isla de Bled y de los bosques y montañas que lo rodean.

lago-bled-eslovenia03

Lago Bled

A pesar de las hordas de eslovenos y turistas que nos congregamos ese día entorno al lago Bled, conseguimos nuestro pequeño espacio contemplativo y de relax. No fue algo que buscáramos, sino que la vaguería de dar la vuelta al lago bajo esos 35º abrasadores y las ganas que teníamos de bañarnos en un lago glaciar hicieron que en el primer recodo que encontramos a la sombra nos bajáramos los pantalones y nos metiéramos a chapotear. Bueno, yo solo metí los pies porque el agua estaba congeladita, pero Pablo buceó, hizo largos y hasta jugó con los patos que había por allí. Se veía que había más gente en el agua, pero muy dispersos alrededor del lago, por eso aplicamos aquello de «donde fueres haz lo que vieres». Pero al final resultó que los eslovenos no solo son domingueros, sino también un poco rebeldes y se saltan a la torera los tropecientos carteles (nosotros no los vimos we promise!!) que prohibían el baño. Nadie nos dijo nada y había mucha más gente chapoteando, así que si vais por allí, ¡daos un baño!

lago-bled-eslovenia20

Vistas del castillo desde el lago Bled

lago-bled-eslovenia21

Prohibido bañarse en el Lago Bled

Mientras Pablo jugaba con sus amigos los patos, yo me dediqué a contemplar y a tirar mil y una fotos desde todas las perspectivas posibles. Me parecía un lugar idílico, mágico, encantador, no sé. Era genial estar sentada en la orilla dando de comer a los patos y a los peces frente a la Isla de Bled, el castillo en lo alto del acantilado, muchísimo bosque alrededor y los Alpes Julianos detrás. Es el lugar perfecto para relajarse con un libro, echarse una siestecita, escribir, meditar, tocar la guitarra, no sé, ¡para todo!

lago-bled-eslovenia05

Isla de Bled

lago-bled-eslovenia06

Relax en el lago Bled con vistas al Castillo

lago-bled-eslovenia07

Relax en el lago Bled

El paseo alrededor del lago es francamente agradable. Llegamos hasta la zona donde alquilan barquitas para que te des un paseito por el lago o vayas hasta la Isla de Bled donde está la iglesia de la Asunción.  En esta zona es donde sí debe estar permitido el baño porque ahí se congregaban los cientos de miles de eslovenos y turistas que entraron a la ciudad a la vez que nosotros. Madre mía, ¡ni Benidorm en pleno mes de agosto!

lago-bled-eslovenia08

Zona habilitada para el baño en el Lago Bled

lago-bled-eslovenia09

Zona habilitada para el baño en el Lago Bled

Alquilar una barquita y «navegar» por el lago nos pareció una idea buenísima. Mucho mejor que ir en una con remero y más gente. Autonomía ante todo, claro está (ironía en modo on). Dejando a un lado que casi decapitamos a más de un bañista (sigo sin entender porqué la «zona habilitada» para el baño es la misma que donde están las barcas), que de capitanes de barco jamás podremos ganarnos la vida, que remar a 35º (o más que ya era medio día y las temperaturas suelen subir) no es lo más agradable del mundo, que estuvimos 15 minutos para «aparcar» la dichosa barquita en el islote, que no sabemos si volvimos en la nuestra o en otra porque no había ningún control, que en nuestra trepidante travesía surcando el lago de vuelta vimos como los niños de una familia nudista nos enseñaban la colita desde su barca (y nosotros íbamos en su dirección contra nuestra voluntad) y de que se nos cayó un remo cuando ya estábamos casi «aparcados» y tuve que estirarme como un chicle boomer para que no se fuera por una cascadita que había, la experiencia no estuvo del todo mal y fue incluso graciosa. Y todo por la módica cantidad de 15€ (los niveles de ironía están subiendo como la espuma).

lago-bled-eslovenia10

Lago Bled

lago-bled-eslovenia11

Barquitas aparacadas en la Isla de Bled

lago-bled-eslovenia12

Surcando el Lago Bled

La Isla de Bled es muy muy pequeña y está coronada por la iglesia de la Asunción a la que se accede subiendo 99 escalones y donde además se suelen celebrar bastantes bodas. Por eso también es conocida como la Isla de los Enamorados o de las Bodas, apelativos demasiado cursis para mi gusto. Y si las vistas desde aquí son preciosas, las que realmente nos fascinaron son las que vimos desde el castillo, uno de los lugares más visitados de Eslovenia junto a las cuevas de Postajna.

lago-bled-eslovenia13

Isla de Bled

lago-bled-eslovenia14

Isla de Bled

lago-bled-eslovenia22

Vistas del lago Bled desde la isla

El Castillo Blejski o Bled está localizado a 130 metros sobre un acantilado. Desde este punto estratégico las vistas que nos regala de Bled, del lago y de su entorno natural son espectaculares. Dentro del castillo, del que no sé a qué época pertenece pero mínimo es del medievo, hay una capilla, un restaurante, un museo, exposiciones y además se organizan eventos y bodas. También hay como un grupo de teatro que hace representaciones medievales. Nosotros llegamos al final de una de ellas, justo cuando saludaban al público y se marchaban (qué poco puntuales somos).

lago-bled-eslovenia15

Vistas del lago y de la Isla de Bled desde el Castillo

lago-bled-eslovenia16

Castillo Bled

lago-bled-eslovenia17

Castillo Bled

castillo-bled-eslovenia

Castillo Bled

castillo-bled-eslovenia02

Castillo Bled

Para llegar hasta el castillo se puede ir en coche o andando (30 minutos en un paseo muy agradable nos comentó un lugareño). No sé si hay algún transporte público que llegue hasta ahí arriba. La entrada es de 8€ pero con carné de prensa es gratis y además hay descuentos para estudiantes. Merece bastante la pena no solo por ver su interior sino por las vistas, sé que me repito pero ya sabéis lo que me gusta ver todo desde las alturas ;).

lago-bled-eslovenia18

Vistas del lago Bled desde el Castillo

bled-eslovenia

Vistas de los Alpes Julianos desde el Castillo Bled

¿Qué os ha parecido el lago Bled? A mí, desde luego, me ha dejado con unas ganas locas de volver a explorar la zona más a fondo.

N. A: Para circular por las carreteras eslovenas, hay que comprar una pegatina para los peajes. Se compran en las gasolineras y a nosotros nos costó 15€ y dura 7 días (no había de menos días).

Recordad que también podéis seguirnos a través de Facebook, Twitter e Instagram. ¡Os esperamos! ;)

*Os recomendamos que no perdáis ningún detalle de nuestra ruta por los Balcanes. ¡No os decepcionará!

Postamigo

En el mundo perdido: Aventura en barca por el Lago Bled

You Might Also Like...

26 Comments

  • Reply
    Violeta
    1 septiembre, 2017 at 1:46

    Una ubicación inmejorable. Lugar de postal. El lago Bled es realmente increíble y muy romántico.

  • Reply
    domingo dorta riobueno
    13 marzo, 2015 at 12:57

    una maravilla de la naturaleza desde venezuela

    • Reply
      Marta Aguilera
      9 abril, 2015 at 12:14

      Los destinos de naturaleza son una maravilla. Tengo muchas ganas de visitar Venezuela!

  • Reply
    Ruben
    6 julio, 2014 at 2:44

    ruben 11 de junio de 2014
    eslovenia es realmente hermoso entrar en su iglesia y tocar las tres campanadas , el castillo, el color del lago bles, el entorno natural…
    recomendable totalmente

  • Reply
    roberto
    1 octubre, 2013 at 13:12

    dentro de mi ruta por eslovenia dedicamos un día a esta maravilla, Bled

    • Reply
      Borja
      20 febrero, 2014 at 1:24

      Nosotros fuimos haces unos 4 años a Eslovenia y por desgracia el lago estaba congelado, y no pudimos acercarnos hasta la isla. Aún así las vistas son increibles. Visita obligatoria.

      • Reply
        Marta Aguilera
        25 febrero, 2014 at 17:43

        También debe tener su encanto verlo congelado!! No perdisteis gran cosa por no llegar a la isla, la verdad. Las vistas desde la iglesia no son mucho mejores que las que hay desde el castillo 😉

  • Reply
    Maryna
    24 marzo, 2013 at 12:15

    Muy bonito todo, pero llamar patitos a los cisnes, no se yo……… es ironía?

  • Reply
    Sonia - La Zapatilla
    22 marzo, 2013 at 8:49

    Este lago parece idílico… Ya lo había visto en alguna foto pero tu artículo me ha acabado de convencer. Si voy, evitaré el fin de semana y lo de la barca me lo pensaré bien (aunque tiene que ser bonito, no soy muy buena con lo de remar…). Con ese color tan bonito dan ganas de darse un chapuzón!! 🙂

    Tengo que planificar un viaje por Eslovenia pronto! :))

    • Reply
      Marta Aguilera
      22 marzo, 2013 at 13:45

      Sí!!! Tienes que planificarlo porque no te decepcionará para nada y piénsate bien lo de las barquitas jajajaja. ¡¡Dura tarea la del remero!! 😛

  • Reply
    Aventura en barca por el lago de Bled | En el mundo perdidoEn el mundo perdido
    20 marzo, 2013 at 11:39

    […]                                                     La mochila de mamá- La magia del lago Bled                                                               ¿No […]

  • Reply
    José Carlos DS (@josecarlosds)
    19 marzo, 2013 at 19:58

    Cuando presentaron Eslovenia en el TBM de Málaga me encanto y mira que no era uno de esos países que tenía en mente ir, pero es que el Lago Bled es una maravilla, todo tan verde y el castillo ahí presente 😀

    • Reply
      Marta Aguilera
      20 marzo, 2013 at 18:53

      Uy, pues es un país precioso! Yo tengo muchísimas ganas de volver a exprimirlo un poco más!!! Anímate José Carlos!! =) Ygracias por pasarte!!!

  • Reply
    Dany (Lega Traveler)
    19 marzo, 2013 at 19:38

    Me ha encantado el lago! Parece un lugar perfecto para relajarse, además con un entorno precioso 🙂

    • Reply
      Marta Aguilera
      20 marzo, 2013 at 18:52

      Sí!! Un sitio ideal para desconectar!! Gracias por pasarte Dany!

  • Reply
    Lonifasiko
    19 marzo, 2013 at 14:40

    Tras recorrer gran parte de Croacia en 2009 y quedar maravillados por la magia de los Balcanes, Eslovenia es uno de nuestros destinos futuribles, ya que personlamente soy mucho de naturaleza, senderismo, lagos, cuevas, etc. Completísimo post acompañados de numerosas y útiles fotos. Si voy a Eslovenia, desde luego tengo que ir al lago Bled, eso me ha quedado bien clarito. SaludoX!

    • Reply
      Marta Aguilera
      19 marzo, 2013 at 16:02

      Jajaja!! Sí, reconozco que me volví loca haciendo fotos, pero es que el paisaje lo merecía! Si eres amante de la naturaleza, ¡Eslovenia es tu país! Por lo poco que pude comprobar, es muy verde y además con los Alpes al lado el senderismo y las rutas están garantizados! Gracias por pasarte y comentar Lonifasiko!!!

  • Reply
    Alicia Bea
    19 marzo, 2013 at 10:21

    ¡Qué lago más encantador! Tomo nota por si algún día tengo la suerte de visitar Eslovenia. Las fotos son geniales!

    • Reply
      Marta Aguilera
      19 marzo, 2013 at 12:18

      Gracias Alicia! Es un lugar mágico 😉 Y seguro que en invierno también deja imágenes preciosas =) Un abrazo!!

  • Reply
    Elena
    18 marzo, 2013 at 17:37

    Precioso, Marta! Debió la pena madrugar para llegar hasta allí… espero de verdad poder algún día!
    Menos mal que no te bañaste y pudiste sacar todas esas fotos 😉

    • Reply
      Marta Aguilera
      19 marzo, 2013 at 12:18

      Mereció muchísimo la pena!! Tienes que ir, ¡en serio! Y la capital es también encantadora y como de cuento!! Un beso!!

  • Reply
    Un Mundo Para 3
    18 marzo, 2013 at 13:31

    Todo el mundo que ha ido nos ha habldo maravillas de Eslovenia, sinceramente nis gustaría visitarla, llegar a ella con nuestra furgoneta, tiene que ser impresionante.
    Buen post!!
    Un fuerte abrazo!

    • Reply
      Marta Aguilera
      19 marzo, 2013 at 12:16

      Familia, no os va a decepcionar en absoluto!! Lo poco que vi del país me enamoró así que en cuanto pueda quiero recorrerlo enterito!! Un abrazo!!!

  • Reply
    Turiscuriosa
    18 marzo, 2013 at 12:24

    Hermosas fotos de un destino que tengo en mis viajes soñados. Espero poder visitar pronto Eslovenia para conocer rincones como éste. Feliz semana!

    • Reply
      Marta Aguilera
      19 marzo, 2013 at 12:15

      Eslovenia es un acierto seguro! Yo me quedé con muchísimas ganas de más =) Feliz semana!!

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: