Bosnia

Bosnia (III). Encuentro en el Puente de Mostar

26 febrero, 2014

Teníamos una cita en el Puente de Mostar (Stari Most) a las 10 de la mañana, así que madrugamos bastante y salimos pitando de Sarajevo para llegar a tiempo.

Señales de Mostar

Señales de Mostar

Hacía meses que no les veía pero el destino, que es caprichoso, quiso que nos encontráramos en Mostar. Tras algunos cambios para estar el día D a la hora H sobre el famoso puente, conseguimos llegar a tiempo a nuestro encuentro con Nuria, Eva y Jose.

Puente Viejo de Mostar

Stari Most

Era la hora y estábamos como dos pasmarotes viendo hordas de gente cruzar de un lado a otro el Puente Viejo. Ya empezaba a impacientarme cuando de repente nos asomamos por uno de los lados del puente y les vimos jugando con un niño. Bajamos a su encuentro y, entre abrazos y mucho cachondeo por aquello de «no vernos en Madrid y tener que venir a Mostar para quedar… ¡ya nos vale!», nos presentaron a su simpático amigo que no paraba de intentar convencer a uno de ellos de que le regalara el iPhone.

Jugando con un niño mostari a orillas del Neretva

Jugando a orillas del Neretva

Heridas de guerra en Mostar

Empezamos nuestra visita sin rumbo fijo parloteando y poniéndonos al día mientras nos alejábamos del centro. De repente nos dimos cuenta de que habíamos salido del bullicioso Mostar y nos encontrábamos en una zona completamente distinta de la que veníamos.

Edificios derruidos por la guerra de los Balcanes en la zona del bulevar de Mostar

Las huellas de la guerra siguen latentes en Mostar

Parece ser que sin comerlo ni beberlo llegamos hasta la zona del Bulevar, una de las más auténticas de la ciudad bosnia y también la más fantasmagórica. Y no es para nada una descripción pretenciosa. El recuerdo de la guerra aún pervive en las fachadas cercanas dejando claro que, hace 20 años, el fuego cruzado, el odio y el terror se apoderaron y dividieron las calles mostaríes

Edificios marcados por la metralla de la guerra en la zona del bulevar de Mostar

Edificios marcados por la metralla en el Bulevar

Contrastes en los edificios de la zona del Bulevar de Mostar

Mostar mira hacia delante

Aparecimos en la Plaza de España, coronada por un monolito en homenaje a 23 de los soldados españoles que sacrificaron su vida en pos de la paz durante la guerra de Bosnia. Está rodeada por unos jardines y un edificio anaranjado que nos recordó muchísimo a la plaza de toros de Las Ventas y que más tarde descubrimos que era un colegio.

Monolito en homenaje a las Fuerzas Armadas españolas por su actuacion durante el conflicto balcanico

Monolito en homenaje a los caídos españolas durante el conflicto balcánico en la Plaza de España

En memoria de los 23 soldados españoles que perdieron la vida durante la guerra de Bosnia

En memoria de los 23 soldados españoles que perdieron la vida durante la guerra

Colegio en la plaza de España

Colegio en la Plaza de España con una arquitectura muy similar a la de una plaza de toros

En 1994, las tropas militares españolas hicieron de esta plaza el primer lugar de reunión entre croatas y musulmanes bosnios de ambos lados del frente, siempre bajo supervisión de los soldados. De ahí que reciba el nombre de Plaza de España, en agradecimiento y como muestra del cariño del pueblo bosnio a los españoles, algo que pudimos comprobar al hablar con algunos de ellos. 

Edificios derruidos durante la guerra en los aledaños de la plaza de España

Edificios derruidos durante la guerra en los aledaños de la plaza de España

señal del parque de la plaza de españa

Señales confusas a la entrada al parque que hay cerca de la Plaza de España

Volvimos hacia la zona del Puente Viejo y pasamos por varias mezquitas. Entramos en una de las más visitadas, Koski Mehmed Pashauna, y nos hicieron cubrirnos el cabello y las piernas con un par de pañuelos. Subimos al minarete y nos dejamos atrapar por las vistas de la ciudad: el imponente río Neretva, el Stari Most, minaretes mezclados con tejados de casas y el montañoso paisaje que rodea Mostar. Es quizá donde se obtiene una de las mejores panorámicas de la ciudad porque desde ahí arriba dominas toda la zona antigua con la mirada.

Panoramica de Mostar y del Puente Viejo desde el minarete de la mezquita Koski Mehmed Pashauna

Vista del Puente Viejo desde el minarete de la mezquita Koski Mehmed Pashauna

Panoramica de Mostar y el río neretva

Panorámica de Mostar desde el minarete de la mezquita Koski Mehmed Pashauna

El Stari Most está franqueado por dos torres. Subimos a una de ellas y nos volvimos a dejar encandilar por los tejados y minaretes que dibujan el paisaje mostari. En la planta baja encontramos una exposición fotográfica permanente sobre los destrozos de la guerra. A veces cuesta creer en la maldad del ser humano. Una verdadera pena, la verdad. En la otra torre hay una tienda de souvenirs donde reproducen una y otra vez un vídeo sobre el bombardeo del puente y su reciente reconstrucción. Aquí me enteré de que antes de la guerra 9 puentes cruzaban el Neretva y que solo uno, el Stari Most, fue reconstruido por la Unión Europea. De hecho, el gentilicio mostari significa «los vigilantes de los puentes».

Panoramica de Mostar desde una de las torres del Puente Viejo

Panorámica de Mostar desde una de las torres del Puente Viejo

Panoramica de Mostar y del rio Neretva desde una de las torres del Puente Viejo

Panorámica de Mostar y del río Neretva desde una de las torres del Puente Viejo

Impresiones sobre Mostar

Esperaba otra cosa. No sé aún el qué, pero jamás pensé que me encontraría con semejante mercado del drama humano, político y cultural que vivieron hace 20 años. Llamadme exagerada, idealista o lo que queráis, pero este tipo de lugares no suelen gustarme por eso.

Bien es cierto que esta gente tiene que seguir adelante y que las hordas de turistas que se concentran en Mostar a diario son un pastel muy suculento del que nadie quiere perder bocado, pero hay formas y formas.

Guerra de Bosnia en 1993

El pueblo bosnio no olvida la Guerra de Bosnia

Independientemente de que la zona antigua de Mostar es un lugar precioso y disfruté muchísimo paseándola, cruzando el Stari Most y viendo la gente saltar al Neretva a cambio de unas monedas, me quedé fría. Vi puestos en los que comercializaba casquetes de balas (originales de la guerra, o al menos eso te vendían), entre otras muchas cosas que ahora no recuerdo (ay mi falta de memoria) . 

No sentí que paseara la ciudad, sino por un decorado que a partir de las 8 de la tarde se desmonta y queda vacío. ¿Qué he visto entonces? ¿He sido víctima de una ilusión? Y no es que esperara encontrar una ciudad derruida y abatida por la guerra. No. Para nada. Esperaba ver realidad y no un circo/teatrillo montado única y exclusivamente para el turista. Y, lamentablemente, no es la primera decepción que me llevo con una ciudad por este motivo.

En fin. Aún así disfruté muchísimo mi paseo por Mostar y de su gente, tan amable como ya habíamos descubierto que eran días atrás en Sarajevo y Jajce. Y, sin duda, lo mejor de todo fue nuestro encuentro en el Puente Viejo, el cevapi de la comida, las preciosas panorámicas que disfrutamos desde el minarete de la mezquita y desde la torre, y el inesperado recorrido por los aledaños del Bulevar.

Cevapi en Mostar

Delicioso cevapi en buena compañia

Recordad que también podéis seguirnos a través de Facebook, Twitter e Instagram. ¡Os esperamos! ;)

*Os recomendamos que no perdáis ningún detalle de nuestra ruta por los Balcanes. ¡No os decepcionará!

12 Comments

  • Reply
    Siuler viajes y fotos
    3 marzo, 2014 at 18:37

    Una ciudad con mucho encanto. La anotamos como pendiente. Bonitas fotos Marta !! Un abrazo !!

    • Reply
      Marta Aguilera
      12 marzo, 2014 at 10:11

      Sí, merece mucho la pena visitarla! Sobre todo porque te mueve algo por dentro y te obliga a reflexionar sobre muchas cosas!!
      Gracias por pasaros, un abrazo!!!

  • Reply
    Enric y Celia
    27 febrero, 2014 at 10:46

    La experiencia de visitar un lugar donde hace poco ha habido una guerra debe ser impactante. Aunque parece ser que le han sacado rendimiento al turismo; de todas manera es un lugar que nos atrae. Alucinantes las vistas desde el minarete!

    Un abrazo!

    • Reply
      Marta Aguilera
      12 marzo, 2014 at 10:16

      A ver, tampoco se les puede culpar por explotar el turismo. De alguna forma tienen que salir adelante y es muy loable!! Pero como en todo, hay que rascar un poquito 🙂 Unas vistas impresionantes, aunque demasiado calor… :S
      Un abrazo pareja!!!!

  • Reply
    Xipo
    27 febrero, 2014 at 9:47

    A mi me gustó Mostar por la historia que tiene detrás, pero como bien dices, la zona del puente se ha convertido en zona de turisteo a saco, (con millones de españoles por cierto), pero aun así la ciudad tiene su encanto. Fuera de allí, en Bulevar, y más lejos del centro aún, sí se respira otra Mostar, que se nota además de en los edificios y el ambiente, en los precios!!

    • Reply
      Marta Aguilera
      27 febrero, 2014 at 10:07

      Eso no lo discuto: Mostar tiene una historia increíble y la zona antigua es preciosa. Pero tira mucho para atrás la masificación y el mercadeo de todo que hay en la zona.
      Me hubiera gustado quedarme a pasar la noche porque los amigos con los que nos encontramos nos dijeron que la zona antigua cambia y se vuelve tranquila y más auténtica.
      Y sí, las zonas más alejadas muestran una realidad, que nos puede gustar más o menos, pero es la realidad de Mostar.

  • Reply
    Alícia Bea
    26 febrero, 2014 at 19:51

    Reconozco que antes de leer tu post solo conocía Mostar por las noticias y me ha sorprendido muchísimo ver lo bonita que es la zona antigua. La foto desde el minarete es fantástica. Lo que no me hace tanta gracia es que esté todo tan preparado para el turista como dices. ¡Un saludo!

    • Reply
      Marta Aguilera
      27 febrero, 2014 at 10:09

      Siempre hay caminos que te alejan de la muchedumbre y te muestran la realidad. Merece mucho la pena visitarla, descubrirla y aprender sobre su historia.
      Un saludo!

  • Reply
    Noelia
    26 febrero, 2014 at 17:47

    Es una pena lo que la guerra puede llegar a inculcar! Tus fotos increíbles Marta!

    • Reply
      Marta Aguilera
      27 febrero, 2014 at 10:09

      Ya ves… es una pena!! Gracias por tu comentario!!

  • Reply
    maria luisa
    26 febrero, 2014 at 17:32

    Muy interesante y muy buenas fotos enhorabuena Marta me encanta todo lo que escribes lo haces genial un beso

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: