Francia

Los mejores planes con niños para disfrutar de Francia en verano

30 mayo, 2019

El verano está a la vuelta de la esquina, así que toca empezar a planear las próximas escapadas. Viajar por Europa siempre es un buena opción, y más si lo haces en compañía de los más pequeños de la casa. Es cómodo y tienes infinidad de planes para elegir: mar, montaña, visitar culturales, roadtrips… Por eso, si estás buscando qué hacer en Francia este verano, ¡este post te interesa! Pero antes de comenzar es importante que que tengamos clara una cosa: en los meses de verano, los precios se disparan. Sí, ya sé que no es una novedad, pero es importante tenerlo presente a la hora de coger los alojamientos, reservar el coche y las entradas a los lugares que vayas a visitar con anticipación. De esta forma que ahorrarás tiempo, dinero y la pesadez de aguantar filas eternas.

1. Parque Disneland París

Disney es el parque temático por excelencia y, sin duda, es el favorito de casi todos los niños. Por eso, viajar a cualquier destino donde haya uno de estos parques, ¡es un acierto seguro! Para visitar el parque a conciencia y disfrutar de todas las atracciones y espectáculos, se necesitan dos días como mínimo. Recuerda que puedes comprar las entradas en su pa´gina web.

Podrás recorrer escenarios de las diferentes películas de Disney, montar en atracciones relacionadas con muchas de ellas e incluso conocer los rostros más conocidos de la factoría Disney. Mickey Mouse, las princesas como Elsa y Ana, los inolvidables Lilo & Stitch, Rayo Mc Queen o la Reina Roja de Alicia en el País de las Maravillas son solo algunos de los personajes que podrás saludar por las calles del parque.

2. Jardines de París: Tullerías y Luxemburgo

En tu próxima escapada a París, no puedes dejar de visitar los preciosos jardines de las Tullerías. Además de ser perfectos para pasear y hacer un picnic en familia, también es una buena distracción para los más pequeños gracias al carrusel y una pequeña noria. Desde aquí hay unas muy buenas vistas del exterior del museo de Louvre.

Otro lugar que no debes perderte son los jardines de Luxemburgo, donde los más pequeños pueden corretear hasta el cansancio o jugar en los columpios. Incluso pueden aprovechar su estanque para jugar con los barquitos de vela que allí alquilan.

3. Recorrer los castillos del valle del Loira

Los castillos están presentes en la gran mayoría de los cuentos que leemos a los niños. Princesas, príncipes, dragones, altas torres… son elementos clave de la mayoría de las fantasías de los más pequeños de la casa. Por eso, la opción de visitar los castillos del Loira con niños puede ser todo un acierto. Alquilar un coche es buena opción por la comodidad, la independencia y la libertad de movimiento que ofrece. Además, los desplazamientos entre un castillo y otro suelen ser perfectos para que los más pequeños (y también los mayores, ¿por qué no?) se echen una mini siesta y carguen pilas para conocer estas sorprendentes construcciones.

Algunos de los más impresionantes son:

  • Castillo de Chaumont
    Durante los meses de verano suelen reunirse artistas y paisajistas para celebrar el festival internacional de los jardines. Así que si eres de los afortunados que lo va a visitar en esta temporada, tendrás la oportunidad de caminar por sus senderos mientras disfrutas de una estupenda exposición de arte contemporáneo. Además, podrás disfrutar de una visita guiada por el interior del castillo y deleitarte con una espectacular vista del río Loira.

  • Castillo de Ussé
    Dicen que en él se inspiró el castillo del famoso cuento de “La bella durmiente», por lo que su visita estará llena de emociones y expectativas por conocer cada rincón. Aunque el castillo está habitado, permite visitas entre los meses de febrero y noviembre. Así que si este verano pasas por allí, ¡no dudes en visitarlo y disfrutar de sus coloridos jardines!

  • Castillo de Cheverny
    Visitar este castillo es como entrar en un cuento de hadas. Además de conservar una bonita arquitectura renacentista, cuenta con habitaciones ambientadas en la época. Las pinturas, los jardines y el bosque te transportaran a un libro del que no vas a querer salir en mucho tiempo. También se puede visitar el museo, pero al ser uno de los castillos más populares, es recomendable que verifiques con anticipación sus horarios y su disponibilidad.

4. Las playas de Normandía

Para terminar unas vacaciones redondas, te propongo acercarte a las bonitas playas de Normandía. Este es un plan que, sin ninguna duda, los más pequeños de la casa agradecerán. Desde París puedes llegar cómodamente en coche y disfrutar de las amplia oferta de playas que ofrece el noreste del país. Las más famosas son las que se encuentran en la localidad de Etrethat. Están rodeadas de naturaleza y la mezcla entre acantilados y mar brindan una sensación de tranquilidad y descanso que te dejará con las pilas totalmente cargadas.

Pasar tiempo de calidad en familia cada vez es más complicado por los trabajos tan absorbentes que tenemos. Por eso, las vacaciones de verano suelen esperarse con muchas ganas. Los niños están deseosos de pasar más tiempo con los padres, y estos quieren disfrutar al máximo de los más pequeños. Así que unas vacaciones de verano repletas de aventuras y con planes variados, ¡son un éxito asegurado! Si quieres recomendar otros lugares que consideres que los niños deben visitar para hacer más agradable su verano puedes escribirnos en los comentarios.

Recordad que también puedes seguirnos a través de FacebookTwitter e Instagram. ¡Os esperamos viajeros! 😉

1 Comment

  • Reply
    Valeria
    31 julio, 2019 at 9:55

    Si como yo no os da el presupuesto para ir a París y este verano visitáis Madrid o no os movéis de allí, os recomiendo que vayáis con los niños al túnel de viento de Windobona, es una pasada, porque puedes vivir la experiencia de volar como un pájaro y claro, los niños (y no tan niños) se vuelven locos.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: