Letonia Repúblicas Bálticas

Letonia (V). Los secretos del Parque Nacional de Gauja

26 noviembre, 2013

El Parque Nacional de Gauja es la extensión natural más importante y grande de Letonia. Se encuentra a 50 kilómetros de Riga y sus 917 kilómetros cuadrados de valle se expanden desde Sigulda hasta Valmiera, una localidad a orillas del río Gauja.

Panoramica del Parque Nacional de Gauja desde el Castillo de Turaida

Este boscoso parque nacional fundado en 1973 es perfecto para hacer excursiones en bici o a pie, e incluso para practicar deportes extremos como bobsleigh, puenting desde el teleférico o aerodium, que consiste en un túnel de aire que te impulsa hacia el cielo como si estuvieras volando.

Los Castillos de Sigulda

Nuestra primera parada en el Parque Nacional de Gauja fue Sigulda, una localidad famosa por sus castillos, sus pintorescos senderos, un teleférico que cruza el valle y te permite disfrutar de unas vistas preciosas del parque nacional, y por ser la mayor estación de esquí de Letonia.

entrada al Castillo Medieval de Sigulda

Se la conoce como la «Suiza letona«, pero más que por sus altas montañas (inexistentes a pesar de ser una de las mayores estaciones de esquí del país) por su naturaleza, por sus verdes y boscosos paisajes.

Nos quedamos con las ganas de hacer bobsleigh, porque justo esos días lo tenían parado por mantenimiento. Aunque es un deporte de invierno (es necesaria la nieve para que se deslice el trineo), en verano también se puede practicar porque enganchan el «trineo» a unos raíles. Y aunque es más parecido a una montaña rusa que a otra cosa, me hubiera gustado probarlo.

Anfiteatro del Castillo Medieval de Sigulda en el parque nacional de gauja

Compuestos y sin bobsleigh, decidimos visitar las ruinas del castillo medieval de Sigulda (3,50 lvl o gratis con carné de prensa). Fue construido entre 1207 y 1226 por la Orden de la Espada, y modificado años más tarde por la Orden Livona para usarlo como convento.  Tras la Gran Guerra del Norte quedo completamente destruido.

Ruinas del Castillo Medieval de Sigulda en el parque nacional de gauja

Desde lo alto de una de las torres podemos contemplar una buena parte del Parque Nacional de Gauja y unas increíbles vistas del castillo de Turaida emergiendo entre la espesa arboleda y de la casa señorial de Krimulda al otro lado del valle.

Castillo de Turaida visto desde el Castillo Medieval de Sigulda

El castillo nuevo está a escasos metros del medieval y la entrada es por un jardín precioso lleno de flores. Al fondo se alza el castillo nuevo convertido en sanatorio, y bordeándolo se llega a las ruinas del castillo medieval.

Castillo Nuevo de Sigulda en el parque nacional de gauja

Para llegar hasta la casa señorial de Krimulda cogimos el teleférico (2 lvl solo ida), desde el que se hace puenting, que nos cruzó al otro lado del valle por encima del río. Las vistas son espectaculares, y si los cristales del funicular estuvieran más limpitos, se vería todo mucho mejor.

Valle y rio Gauja desde el teleferico

En este lado del valle podemos acercarnos a ver la única pared que queda del castillo de Krimulda, que fue construido entre 1255 y 1273, y la Casa señorial de Krimulda, un gran edificio blanco y en bastante mal estado fue construido en 1897. En sus años de vida ha albergado un hospital para tuberculosos y el sanatorio infantil que es hoy en día. Un lugar bastante tétrico para mi gusto.

Casa señorial de Krimulda en el parque nacional de gauja

Su mejor vista es desde la torre del castillo medieval de Sigulda, porque visto de cerca queda patente la dejadez de su fachada desconchada y sucia. Una pena, porque el entorno es precioso y podrían sacarle mucho partido.

Decidimos coger el funicular solo de ida para bajar de nuevo hasta el coche dando un agradable paseo por el valle. Pero hacía tanto tanto tanto calor (y pensar que habíamos decidido unas vacaciones en el norte para huir del calor…) que desechamos la idea. Encontramos un chico con un carrito que por 6 lvl nos llevó a los dos hasta donde habíamos dejado el coche, y además nos estuvo contando que el Parque Nacional de Gauja es el centro de los deportes de invierno en Letonia. Y aunque nos costaba imaginar pistas de esquí por allí, yendo con el coche vimos remontes a lo lejos. Fue un paseo muy agradable entre bosque primero (por la famosa calle serpenteante) y luego ya por carretera.

Entrada al Castillo de Turaida en el parque nacional de gauja

A muy pocos kilómetros del castillo medieval de Sigulda se encuentra la Reserva Museo de Turaida (3,50 lvl o gratis con carné de prensa), uno de los principales atractivos del parque nacional por su castillo.

Este fortín medieval de ladrillo rojo está situado en lo alto de una loma, un lugar privilegiado que nos deleita con unas vistas impresionantes del frondoso bosque que lo rodea. Con razón Turaida significa «jardín de Dios» en antiguo livonio.

Fue construido en 1214 por la Orden de la Espada y fue residencia del arzobispo de Riga. Un incendio en 1776 lo dejó completamente en ruinas y en 1970, tras dos siglos de abandono, comenzaron a reconstruirlo para recuperar el esplendor perdido.

Vistas del interior del Castillo de Turaida desde la torre

Dentro de la reserva también hay un museo donde se ofrece una visión bastante interesante del estado de Livonia entre 1319 y 1561 y talleres de artesanía. En las distintas torres del castillo suelen haber exposiciones con información complementaria sobre la vida de la época como vestimenta, armas…

Paseando por la reserva encontramos un jardín repleto de esculturas sobre la colina de Daina (o colina del canto), dedicadas al folklore letón. Además de distintos senderos por los que perdernos y seguir explorando la zona.

Rosa de Turaida en el parque nacional de gauja

Otro punto que no debemos perder de vista es una lápida tras la que se esconde una leyendaSe conoce como la Rosa de Turaida y es en honor a Maija Roze, una doncella que aunque era cortejada por multitud de caballeros de todas partes, ella solo quería estar con Viktor, un humilde jardinero del castillo de Sigulda. Con él solía verse a escondidas en la cueva Gutmana, a medio camino entre ambos castillos. Un día, uno de los soldados que la pretendía escribió una carta haciéndose pasar por Viktor y citándola en la cueva. El soldado quería secuestrarla y cuando ella llegó le suplicó que no lo hiciera y le ofreció un pañuelo «mágico» que lo protegería de todo a cambio de su libertad. Le dijo que lo probara hiriéndola y que el pañuelo la salvaría. El soldado así lo hizo y la mató. Fue detenido, juzgado y ahorcado por el crimen. Se dice que la leyenda es cierta porque existen los documentos del juicio al soldado.

Cueva Gutmana en el parque nacional de gauja

La cueva, la mayor por erosión del Báltico, también se puede visitar está repleta de inscripciones que han ido dejando los enamorados a lo largo de los años desde el siglo XVII. Su visita es gratuita y solo hay que pagar 1 lvl por aparcar si se va en coche. El lugar es muy agradable para hacer un picnic.

Inscripciones de amor de la cueva gutmana en el parque nacional de gauja

Todo este recorrido que hicimos son unos 20km y es posible hacerlo a pie o en bici, pero bien cargados de paciencia y ánimo para subir y bajar cuestas.

Otras actividades que se pueden hacer en el Parque Nacional de Gauja son: montar en globo, alquilar bicis, scooter o coches para recorrer el parque, canoas y kayak para navegar por el río, e incluso hay dos parques de aventuras por si te apetece pasar el día saltando entre los árboles o deslizándote por la tirolina.

Recordad que también podéis seguirnos a través de FacebookTwitter e Instagram. ¡Os esperamos! ;)

*Os recomendamos que no perdáis ningún detalle de nuestra ruta por las Repúblicas Bálticas.

7 Comments

  • Reply
    yolandazb
    19 abril, 2017 at 16:56

    Hola!!
    Estoy preparando un viaje a Repúblicas Bálticas y he descubierto tu blog.-
    Tiene muy buena pinta el Parque Nacional de Gauja y definitivamente leyéndote me voy a animar a hacer esa parada desde Riga camino Tallin.-
    Yo iría con el coche camino de Tallin y haríamos allí una parada y otra en Parnu antes de llegar a Riga, no se si me daría tiempo a todo.-

    Tengo un par de preguntas:
    – Da tiempo a verlo en una mañana? Mas menos cuánto tiempo estuviste?
    – Al final dices que todo lo que has explicado es un recorrido de unos 20 km que se puede hacer a pie o en bici. Es posible hacerlo con coche? Voy a hacer el viaje con mi madre y no puede andar 20 km (necesitaría todo el día)

    Gracias !!!!!

  • Reply
    David
    16 junio, 2015 at 12:45

    Hola Marta,

    Acabo de descubrir tu web a dos semanas de hacer un viaje por las republicas bálticas, estaré dos días y medio en Riga y uno de ellos quería dedicarlo a Sigulda y Cesis, ¿se puede hacer en un día empezando y terminando en Riga? ¿Qué recorrido me recomiendas? ¿Es mejor hacer esta excursión que Jurmala? No tengo tiempo para las dos cosas… Muchas gracias.

    • Reply
      Marta Aguilera
      16 junio, 2015 at 15:42

      Hola David!
      Yo te recomiendo el Parque Nacional sin ninguna duda. ¿Llevas coche? Si es así, te da tiempo seguro. Sigulda está como a 1h de Riga y Cesis a 1h30min más o menos. Jurmala es un pueblo de playa y es bonito de ver, pero es más bonito el Parque Nacional.
      Un saludo y disfruta del viaje!!

  • Reply
    Alícia Bea
    28 noviembre, 2013 at 10:13

    Leyendo tus artículos cada vez tengo más claro que debo incluir Letonia en mi lista de viajes pendientes. El Parque Nacional de Gauja me ha encantado y las vistas desde el teleférico tienen que ser una pasada. Un abrazo!

    • Reply
      Marta Aguilera
      28 noviembre, 2013 at 12:55

      Claro que sí Ali!! Las rep. Bálticas son preciosérrimas!!! 😉
      Un besote

  • Reply
    maria luisa
    26 noviembre, 2013 at 20:07

    Muy bonito todo fotografias y explicacion genial ahora a vosottros parece que siempre os hace buen tiempo porque la luz de las fotos es preciosa

    • Reply
      Marta Aguilera
      27 noviembre, 2013 at 10:27

      Jajajajaja, tuvimos mucha suerte con el tiempo, sobre todo la primera semana! Luego ya se fue estropeando e incluso llovió e hizo un poco de frío.
      Un beso María Luisa!

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: