Países Bajos

Amsterdam, ciudad de canales

13 abril, 2012

Canales, quesos, bicis, tulipanes y coffee shops. Así es Ámsterdam, la ciudad europea liberal por excelencia.

¿Recordáis cuál fue el fin de semana más frío de los últimos años? Sí, ese en el que muchas ciudades europeas destacaban por sus blancas aceras y ríos congelados. Sí, sí, ese en el que los aeropuertos de media Europa quedaron incomunicados durante casi todo un viernes y se cancelaron muchísimos vuelos. Bueno, pues ese fue el fin de semana que decidimos ir a Ámsterdam. Es lo que tiene comprar un vuelo low cost con seis meses de antelación: que las previsiones meteorológicas te las puedes imaginar pero está claro que con el tiempo ¡no hay quien acierte! Por suerte nuestro vuelo de easyJet no se canceló, y aunque salimos con dos horas de retraso (sin poder salir del avión, todo hay que decirlo), conseguimos llegar a la capital de los Países Bajos.

canales-amsterdam-holanda

Fue todo un espectáculo encontrar la ciudad completamente nevada, y no solo en el sentido bucólico de la frase, sino también en el trágico. A ver quién era la valiente que arrastraba una maletita por la nieve y sorteaba el hielo con cuidado de no romperse la crisma en el intento. Pero tragedias aparte, volvamos a lo realmente interesante: cómo pasar un fin de semana en la capital de las bicis y los tulipanes, ¡y no morir en el intento!

canales-congelados-amsterdam-holanda

Nosotras más o menos lo conseguimos, pero claro, quedaron muchas en el tintero, o lo que es lo mismo: una excusa más para volver.

Lo más cómodo, barato y divertido es recorrerla en bici. Toda ella está pensada para los ciclistas con sus carriles especiales y sus “parkings” improvisados en las farolas o en los puentes que cruzan los canales.

Comenzamos nuestro recorrido en la Plaza Dam, que es el centro neurálgico de la capital de los Países Bajos y además está rodeada por dos importantes edificios: la Iglesia Nueva (Nieuwe Kerk) y el Palacio Real. En el centro se alza el Monumento Nacional, construido en memoria de los caídos durante la II Guerra Mundial. Si viajas en primavera y eres un apasionado de las flores, te encantará dar una vuelta por el Bloemenmarkt (mercado flotante de las flores). Y si te pasa como a nosotras y decides volar en plena ola siberiana, siempre puedes comprar unos bulbos y ver cómo florecen en la cocina de tu casa.

canales-amsterdam-holanda2

La zona vieja de la ciudad destaca por el Barrio Rojo o Barrio de las Luces Rojas, mundialmente conocido por los escaparates donde las meretrices locales exponen sus cuerpos de forma absolutamente legal y vigilada. En nuestra expedición por la zona nos encontramos la Iglesia vieja (Oude Kerk), y frente a ella una estatua conmemorativa del oficio más antiguo del mundo. Es una zona pintoresca, controvertida y uno de los principales atractivos turísticos de la ciudad. Aunque de día es un barrio más, de noche las fachadas se iluminan con luces de neón rojas (de ahí su nombre) para anunciar sex shops y “espectáculos en directo”. Está dividido en tres distritos: De Wallen, Singelgebied y Ruysdaelkade. Este último es famoso por los escaparates, por sus serpenteantes callejuelas y por el desarrollo de dos negocios: el sexo y el alcohol.

Y ahora llegamos a lo que a mí más me gustó: la Casa de Ana Frank. Cuando te sabes de memoria una historia porque la has leído y encima has estudiado su contexto social y político, es muy interesante adentrarte en el escenario real de ese libro (Diario de Ana Frank) que devoraste en tu adolescencia. La visita dura algo más de una hora y está perfectamente documentada con fotos, audiovisuales en varios idiomas (español incluido), los recortes que Ana tenía por las paredes y hasta algún que otro mueble de la época.

amsterdam-holanda2

Para terminar nuestra ruta de imprescindibles, os recomiendo que os deis una vuelta por dos de sus pinacotecas más importantes. El Museo de Van Gogh es la mayor atracción turística de la ciudad y cuenta con la colección más grande del mundo del pintor: más de 200 pinturas y alrededor de 500 dibujos. A pocos metros está el Rijksmuseum, con las mejores obras de arte flamenco de Europa: Vermeer, Rembrandt o Rubens. Y por supuesto, ya que estás allí, no puedes irte sin hacerte la foto obligatoria en el I amsterdam”.

Si lo que te apetece es relajarte al sol y pasar un rato agradable entre jardines, no puedes perderte Vondelpark. Considerando las inclemencias del tiempo, tuvimos a bien posponer el picnic en este parque para mejor ocasión. Pero no dejamos de disfrutarlo a nuestra manera.

amsterdam-holanda

Quick tips en Amsterdam

Como veis, Ámsterdam no es conocida precisamente por sus impresionantes monumentos, pero sí lo es por su aire vanguardista y cosmopolita, por sus altos hombretones y por unas tiendecitas monísimas que no deben faltar en la guía turística de cualquier fashionista que se precie.

Mi recomendación es la zona de las 9 calles que está en el centro y son, como su propio nombre indica, nueve calles repletas de de tiendecitas vintage o multimarca que cruzan los canales de Prinsengracht, Keizengracht y Herengrachat. Si lo que te gustan son los anticuarios, Nieuwe Spiegelstraat es tu lugar.

Ámsterdam también es conocida por sus mercadillos. Hay muchísimos e imposibles de recorrer todos en una visita exprés como esta. Por eso, os recomiendo el de Waterlooplein, donde además hay una tienda vintage muy grande donde podréis perderos durante horas.

bicis-amsterdam-holanda

Y no puedes dejar la capital neerlandesa sin pasar por un coffee shop. Son locales similares a los bares con la única diferencia de que en ellos no se sirve alcohol pero sí se puede fumar marihuana o hachís. ¡Atención! Todos sabemos que el consumo de estas drogas en Ámsterdam es legal, pero hay que tener cuidado porque su consumo fuera de los coffee shops es ilegal. La capital de los Países Bajos está inundada de este tipo de locales, por lo que si te apetece probar, tomar un café o té o simplemente echar un vistazo, no te costará encontrar alguno. Nosotras estuvimos en uno cerca de nuestro hotel (que no fue nada del otro mundo, por cierto), cutrecillo pero encantador. Por eso, aquí os dejo una guía en la que vienen los mejores o al menos los más conocidos.

En esta ocasión no prestamos demasiada atención a la gastronomía, así que solo podré recomendaros un restaurante y además ¡mexicano! Pero reconozco que comimos fenomenal y ¡a muy buen precio! Está en la zona de Leidseplein y se llama Los Pilones. Perfecto para ir a cenar y salir por la zona.

¿Pero sabéis qué fue lo que más nos gustó? Poder patinar por los canales congelados y sentir el miedo cada vez que oíamos como el hielo crujía. Esto fue sin duda lo mejor de viajar a Ámsterdam en el fin de semana más frío de los últimos años.

patinaje-canales-congelados-amsterdam-holanda

Recordad que podéis seguir nuestros pasos también a través de Facebook, Twitter e Instagram. ¡Os esperamos viajeros! 😉

Postamigo

La Zapatilla: Recopilación sobre Ámsterdam de una expatriada allí

En el mundo perdido: Lo mejor de la tentación es caer en… Ámsterdam!!!

Cruzar la puerta: ¡Ámsterdam!

8 Comments

  • Reply
    rulas cabin crew
    26 febrero, 2014 at 0:51

    muy instructivo el viaje a amsterdam, lo unico malo fue el tiempo , pero es otro tipo de viaje para conocer la ciudad

    • Reply
      Marta Aguilera
      27 febrero, 2014 at 10:11

      Espero que te ayude al menos a acercarte un poco a la ciudad!! Es preciosa y un fin de semana se queda cortito, pero bueno, ¡¡siempre estará ahí para volver!!

  • Reply
    raul
    26 febrero, 2014 at 0:49

    bonita ciudad. espero conocerla en abril. seguro que y vuestro post me servirá muchisimo a la hora de conocer lo mas interesante ya que es una escapada expres. enhorabuena por esta entrada

  • Reply
    unmundopara3
    26 diciembre, 2012 at 12:40

    Para estas situaciones estan las mochilas, te facilitan el poder andar por el hielo, jejeje
    Mala suerte lo del frio Siberiano, pero le da otro encanto a la ciudad difícil de encontrar.
    Y una pena que aún no la conazcamos 🙁

    Un fuerte abrazo!

  • Reply
    Magalí
    21 diciembre, 2012 at 18:56

    ¡Me encantaron los tulipanessss! Además re lindo, te traes algo que no es tulipán, y luego un día, ahí tienes, una flor 🙂 ¡Qué lindoooo! Quiero conocer Amsterdan, eso está claro jejeje

  • Reply
    Lo mejor de la tentación es caer en…. Amsterdam!! | En el mundo perdido
    13 julio, 2012 at 15:40

    […]                                                La mochila de mama – Amsterdam, ciudad de canales                                                          -¿No sabes […]

  • Reply
    Sonia - La Zapatilla
    4 mayo, 2012 at 19:12

    Pues fue un fin de semana muy muy completo. Parece que vistéis muchísimo de Ámsterdam a pesar de las inclemencias del tiempo… 🙂 Yo hace tres años que vivo aquí y, aunque he visto algunas cosas más, todavía me queda mucho por descubrir en Ámsterdam. Por cierto, el restaurante Los Pilones es buenísimo, se dice que es uno de los mejores (sino el mejor) mexicano de la ciudad. 🙂

    Un saludo!
    Sonia.

    • Reply
      martaguilera
      6 mayo, 2012 at 10:40

      Nos encantó Ámsterdam!!! Tengo muchas ganas de volver, sobre todo para ver otras cosas de Holanda 🙂 Una amiga estuvo trabajando en Los Pilones y también me dijo que era el mejor restaurante mexicano de la ciudad!!! Ya veo que no me lo decía solo por aroñanza, jajaja. Un abrazo!!! 🙂

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: