Lituania Repúblicas Bálticas

Bienvenido a la República independiente de Užupis

21 abril, 2015

Užupis significa «al otro lado del río» en lituano. Y precisamente ahí, al otro lado del río Vilnia y a pocos pasos del centro de la pintoresca Vilna, se encuentra esta controvertida república.

Este pequeño reducto de la vida liberal lituana es famoso por la cantidad de artistas que lo habitan, por sus galerías de arte, los talleres de artesanías y sus cafés. Además, destaca por el aire bohemio que inunda sus calles y por su interesante historia.

 calle de Užupis
Recorriendo las calles de Užupis

Este fue el lugar de residencia de gran parte de la comunidad judía de la ciudad y fue aquí donde sufrieron los crímenes del Holocausto. Tras el exterminio, la zona quedó prácticamente abandonada y esas casas que quedaron vacías fueron habitadas por vagabundos y prostitutas. Más tarde, durante la época soviética, se convirtió en un refugio para artistas y bohemios que convivían, puerta con puerta, con la cara más marginados de la sociedad. Tras la independencia de Lituania en 1991, la zona se fue rehabilitando y aún hoy muchos artistas siguen fijando allí su residencia.

👉 Si reservas tu alojamiento en Vilna desde aquí, me ayudas a seguir creando contenido 😊

Independencia de Užupis

El 1 de abril de 1997, este pequeño barrio de Vilna se autodeclaró independiente, naciendo así la República de Užupis. Este día coincide con el April Fool’s Day (el día de los inocentes anglosajón) lo que hace plantearse si realmente es una soberanía seria o una parodia con mucha guasa.

Cada 1 de abril, Užupis cierra su acceso por los puentes y el ejército de la república sella los pasaportes de la gente que quiera cruzar el río y dar una vuelta por el distrito. Una forma cuanto menos curiosa de celebrar su independencia y darle un poco de trabajo a sus fuerzas de seguridad.

Street art en Užupis
Street art en Užupis

Una estatua de un Ángel con trompeta te da la bienvenida al barrio. Lleva allí desde 2002 y simboliza el renacimiento y la libertad artística de este pintoresco vecindario.

Estatua de un ángel con trompeta en Užupis
Estatua de un ángel con trompeta en Užupis

Comparada con el Montmartre de París o la Christiania de Copenhague, lo cierto es que la República de Užupis se diferencia de ellas en que cuenta con bandera, presidente, ejército y una Constitución propios. Esta ordenanza fue creada por Thomas Chepaitis y Romas Lileikis. Este último, poeta, músico y director de cine lituano, es el actual presidente de la República. Un dato nada sorprendente dado que es un «estado» movido por las artes.

republica-de-uzupis-vilna-3

Constitución de Užupis

Užupis fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y entre las características más destacables y loables de esta república es que ofrece una forma muy humana de ver el mundo. Si no me crees, atento a los 41 artículos que componen la Constitución de Užupis:

  1. Todo el mundo tiene derecho a vivir al lado del río Vilnia y el Río Vilnia tiene el derecho a fluir para cada uno.
  2. Todo el mundo tiene derecho a agua caliente, calefacción en invierno y a un techo de baldosas
  3. Todo el mundo tiene el derecho a morir pero no es una obligación
  4. Todo el mundo tiene derecho a cometer errores
  5. Todo el mundo tiene derecho a ser único
  6. Todo el mundo tiene derecho a amar
  7. Todo el mundo tiene el derecho a no ser amado, pero no necesariamente.
  8. Todo el mundo tiene el derecho a ser vulgar y corriente y desconocido.
  9. Todo el mundo tiene derecho a hacer el vago
  10. Todo el mundo tiene el derecho a amar y cuidar de un gato
  11. Todo el mundo tiene el derecho a cuidar de un perro hasta que uno de los dos muera
  12. Un perro tiene derecho a ser un perro
  13. Un gato no está obligado a amar a su dueño, pero debe ayudar en tiempo de necesidad
  14. De vez en cuando todo el mundo tiene derecho a descuidar sus tareas
  15. Todo el mundo tiene el derecho a dudar, pero no es una obligación
  16. Todo el mundo tiene derecho a ser feliz
  17. Todo el mundo tiene el derecho a ser infeliz
  18. Todo el mundo tiene el derecho a estar en silencio
  19. Todo el mundo tiene el derecho a tener fe (o confianza)
  20. Nadie tiene derecho a la violencia
  21. Todo el mundo tiene el derecho a apreciar su falta de importancia
  22. Nadie tiene derecho a diseñar la eternidad
  23. Todo el mundo tiene el derecho a comprender
  24. Todo el mundo tiene el derecho a no comprender nada
  25.  Todo el mundo tiene el derecho a tener una nacionalidad
  26. Todo el mundo tiene el derecho a celebrar o no su cumpleaños
  27. Todo el mundo recordará su nombre
  28. Todo el mundo puede compartir sus posesiones
  29. Nadie puede compartir lo que no posee
  30. Todo el mundo tiene el derecho a tener hermanos, hermanas y padres
  31. Todo el mundo puede ser independiente
  32. Todo el mundo es responsable de su libertad
  33. Todo el mundo tiene el derecho a llorar
  34. Todo el mundo tiene el derecho a ser incomprendido
  35. Nadie tiene derecho a hacer a otra persona culpable
  36. Todo el mundo tiene el derecho a ser individual
  37. Todo el mundo tiene el derecho a no tener derechos
  38. Todo el mundo tiene el derecho a no sentir miedo
  39. No rendirse
  40. No luches
  41. No abandones

¿No te parecen unas normas preciosas y respetuosas con el prójimo y con uno mismo? Algunas son muy básicas como tener derecho a llorar o a cometer errores, derechos que nos hacen humanos y que muchas veces olvidamos. Pero mi favorita, sin ninguna duda, es la de Un gato no está obligado a amar a su dueño, pero debe ayudar en tiempo de necesidad. No sabría explicar por qué, pero me imagino a esos gatos que bufan y huyen espantados de sus dueños.

gato espantado
Gato espantado

¿Cuál es el artículo que más te gusta de esta Constitución tan respetuosa, humana y liberal? ¡Déjamelo en comentarios!

Más artículos para viajar por Lituania

Recuerda que también puedes seguirme a través de FacebookTwitter e Instagram. ¡Te espero!

2 Comments

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.