Cajón de sastre

Oman, un país tranquilo y amable con paisajes sorprendentes

12 agosto, 2015

Que levante la mano el que sepa situar Oman en un mapa y contarme algo de este desconocido país. Seguro que muy pocos alzarías los dedos al cielo. O a lo mejor no y resulta que la única inculta de la sala soy yo. Pero bueno, sea como fuere, y dado que tanto oí hablar a Alicia de Los Viajes de Ali sobre este increíble destino, necesitaba hacerle una entrevista para que me desmigara su viaje y me terminara de convencer para viajar a este país de la Península Arábiga.

playa-oman

Ali es una viajera de las que nacen. De las que llevan mamando historias viajeras desde la cuna gracias a unos padres trotamundos con los que ha descubierto gran parte del globo. Unos padres que entre destino y destino le inyectaron el virus viajero para que siguiera descubriendo la otra parte del mundo que le faltaba. Un virus que le llevó a viajar hasta Oman, un país del que volvió enamorada.

Oman vista a través de los ojos de Ali

Pregunta (P): Ante de nada, cuéntanos cómo es Omán. Haznos una radiografía rápida del país.

Respuesta (R): Quizá es el único país de los llamados «emiratos» (aunque es un sultanato) con petrodólares que en lugar de apostar por el lujo y apariencia, tirando abajo su patrimonio histórico, ha decidido no ser tan exhibicionista y proteger su cultura e historia. Sin embargo, también han cometido algunos errores como el abandono de sus viviendas tradicionales que ahora tratan de recuperar.
Oman es un país tranquilo, seguro y muy bello; con paisajes sorprendentes, desiertos, playas y montañas casi vírgenes, donde no hay mucho turismo, y se nota en la amabilidad de sus gentes.

oman-2

P: ¿Qué es lo que más te sorprendió de Oman?

R: Estar siempre rodeada de hombres durante gran parte del día. Las mujeres prácticamente no se ven, y cuando salen (al atardecer o anochecer) se mantienen lejos de nosotras. También la educación y hospitalidad de ellos. Por último, la combinación de tradición y modernidad, por ejemplo ellos vestidos siempre con el traje tradicional pero bien pertrechados de los últimos modelos de smartphone o cámaras, aparte de los coches último modelo.

P: Sé que el detonante que te animó a viajar a Omán fue la novela Los árabes del mar de Jordi Esteva.

R: Sí. Es un libro precioso, evocador. Un relato de viajes que habla de su búsqueda de «los árabes del mar», aquellos que negociaban con la India y el Sudeste Asiático para comerciar con especias, incienso, maderas… Una Ruta de la Seda paralela y que los portugueses conquistaron en el s. XIV o XV.

nizwa-oman

P: Veo que te gusta bastante la literatura. ¿Qué otros libros han inspirado tus viajes?

R: Pues mira, El antropólogo inocente de Nigel Barley, un libro divertidísimo y altamente recomendable que me inspiró muchísimo en mi viaje a Camerún.
El dios de las pequeñas cosas de Arundhati Roy es una preciosa novela de las que te hacen reflexionar y que me animó a conocer Kerala en La India.
Y un clásico entre los clásicos para viajar a África sin moverte del sofá, Ébano de Kapucinsky. Un autor que transmite como nadie escenas africanas.

P: Volvamos con Oman. ¿Cómo es el omaní?

R: Son gente amable, chistosa, con muy buen humor, suaves, muy educados y atentos. También son tranquilos pero muy eficientes.

gente-oman

P: Viajabais dos chicas solas, ¿es un país seguro?

R: Sí, absolutamente. Con las precauciones típicas que hay que tener en todo lugar e incluso son algo innecesarias (me refiero a tener ojo con posibles carteristas en mercados).

P: ¿Cuál es el papel de la mujer omaní?

R: Buf, difícil pregunta y ¡¡difícil saberlo!! Dicen que el 60% de los universitarios son mujeres, sí que conducen (yo vi unas cuantas al volante), y algunas trabajan en comercio o banca, de cara al público vamos… Pero creo que tienen un largo camino por recorrer para estar más en la vida pública, salir de casa y relacionarse con ellos más de tú a tú. Además, los omaníes siguen teniendo un índice de natalidad muy muy alto. Conocí a varios que con unos 40 años ya tenían 5 hijos o más, y claro, los tienen ellas…
También el tema del matrimonio sigue siendo aprobado por el padre o tutor, en muchos casos, o incluso concertado, aunque ya hay mentalidades más modernas y no es así en todos los casos.

oman-3

P: Comentas en tu blog que conviene ir con la lección aprendida respecto a sus costumbres. ¿Podrías darnos algún ejemplo? 

R: Tomar café y algún picoteo como dátiles o fruta es algo muy común y frecuente, si te invitan a alguna casa o también en alguna tienda. Por otro lado, se suele comer con la mano, aunque en algunos sitios hay cubiertos disponibles si los pides. Se ha de comer con la mano derecha, puesto que la izquierda es impura (se utiliza para lavarse el trasero), y esto sí ha de tenerse muy en cuenta.
Además, cuando te invitan a café, es de mal gusto rechazar la primera taza. Como mínimo acéptala, dale un pequeño sorbo y después agítala en movimiento lateral para indicar que no quieres más. Si no, seguirán sirviéndote (risas). De todas formas en esto son más comprensivos con nuestra ignorancia y generalmente te indican cómo hacerlo (no lo pasan por alto, ¡te enseñan!).
¡Ah! Y antes de tomar café o fruta, te ofrecen una jofaina para que te laves la mano derecha (con la que vas a comer). No hace falta frotar, en realidad con sumergirla un poco es suficiente. Como invitado, siempre serás el primero así que no podrás observar cómo lo hacen ellos antes que tú.

oman

P: Omán es un país con una gran naturaleza. Montañas, desiertos, playas kilométricas…

R: Así es. Playas kilométricas y vírgenes, donde nadie se baña pues ellos no tienen costumbre (como mucho, se mojan los pies al anochecer, sobre todo ellas, por supuesto con toda la ropa). Un mar de azul intenso y precioso; desiertos de arenas naranjas, muy muy bonitos; montañas de piedra volcánica espectaculares en el norte. Es un país de espacios abiertos, donde predomina el blanco, los azules y el color arena.

desierto-oman

P: Seguro que después de oírte hablar con tanto cariño y pasión de este país, más de uno se anima a conocerlo. Cuéntanos, ¿cuáles son los imprescindibles de Omán? 

R: Normalmente se visita la parte norte, empezando por la capital y en concreto la zona llamada Mutrah y Old Muscat. Después, hay que ir a Sur, a la ciudad de Simbad el Marino, dicen. Ras-al-Hadd está cerca de Sur y es la reserva de tortugas marinas, de playas y acantilados maravillosos. Desde ahí, enfilando hacia el interior, las Wahiba Sands, un desierto maravilloso donde hay campamentos beduinos acondicionados para pasar la noche. Los wadi u oasis y sus pueblos tradicionales de adobe, o lo que queda de ellos, y Nizwa, capital cultural del mundo árabe y preciosa. Las montañas Jebel Shams, también desde Nizwa y desde Muscat son fácilmente visitables. Este sería un recorrido circular, en un sentido u otro, de unos 7-8 días.
Nosotras además fuimos a Salalah, en el sur, cerca de la frontera con Yemen, y es un territorio más remoto y precioso también que yo volvería a incluir.

muscat-oman

P: Y para terminar, háblanos de la gastronomía omaní. Cuéntanos qué delicias podemos probar por allí.

R: La cocina omaní tiene muchísima influencia tanto árabe como india y africana, ya que el antiguo sultanato omaní, como he dicho antes, abarcaba el comercio y también influencia hasta de Zanzíbar en la actual Tanzania.
Hummus, samosas, carne de camello o cordero guisada, pescados a la brasa, mariscos y arroces de tipo hindú con especias y frutos secos. Hay bastante variedad. Y por supuesto los dátiles, riquísimos, que se cultivan en sus oasis, y el café que es suave y se toma sin azúcar. Los zumos naturales son exquisitos, pero yo me hice fan de la limonada con hierbabuena picada y azúcar, y con hielo. No hay problema a nivel de higiene, aunque por si acaso mejor tener cuidado con las ensaladas (el hielo es de agua mineral siempre, pero mejor preguntar antes).

gastronomia-oman

Ali, muchísimas gracias por acercarnos a Oman y descubrirnos su cultura, sus costumbres y su gastronomía.

Recordad que también podéis seguirnos a través de Facebook, Twitter e Instagram. ¡Os esperamos! ;)

You Might Also Like...

No Comments

    Leave a Reply

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    A %d blogueros les gusta esto: